Anabel Pantoja volvía a incorporarse al programa Sálvame la tarde del pasado 7 de enero para ocupar nuevamente la silla que le pertenece en el programa donde habitualmente colabora.

Anabel llevaba dos meses sin pisar el plató del programa

La colaboradora y prima de Isa Pi y Kiko Rivera sufría una rotura de peroné de la que fue intervenida en Canarias debido a una caída mientras se encontraba practicando surf. Desde ese momento, la protagonista se vio obligada a quedarse en la isla para poder recuperarse al lado de su pareja Omar, al que cariñosamente llama "el negro".

Todo esto sucedía cuando su primo Kiko tomaba la decisión de ofrecer unas demoledoras declaraciones a Mila Ximénez en una conocida revista donde aseguraba que su madre le había engañado.

Un programa especial en Telecinco que Anabel asegura que no vio hasta el día siguiente de su emisión

Anabel era preguntada por Jorge Javier Vázquez en Sálvame si pudo ver las declaraciones que el DJ ofrecía en exclusiva hablando de la tonadillera y manifestando públicamente que tenía pruebas de que le había engañado con la herencia de su padre Francisco Rivera "Paquirri".

La colaboradora aseguraba que aquella noche no quiso verlo y que prefirió esperarse al día siguiente. Anabel confesaba que fue duro escuchar a su primo decir que Isabel Pantoja era mala madre y mala abuela y le pidió por favor que parara e intentara solucionarlo de otra manera.

Jorge Javier le pidió sinceridad y Anabel confesó que había podido hablar con su tía Isabel

La protagonista añadía que efectivamente había hablado con su tía y que esta no se encuentra bien y que estaba muy centrada en cuidar de la salud de la persona que estaba con ella en Cantora, refiriéndose a Doña Ana. Anabel indicaba además que para la tonadillera había sido muy duro lo que le había sucedido con su hijo y que su voz al escucharla era muy bajita, lo que indicaba que se sentía muy triste.

Al ser preguntada por Jorge Javier sí ella creía personalmente que madre e hijo podrían solucionar los problemas que tenían y si podría haber algún tipo de acercamiento entre ellos, Anabel manifestaba que tal y como ella veía la situación, en esos momentos era muy difícil.

La colaboradora indicaba que habían pasado cosas muy feas y que además mucha gente se había aprovechado del distanciamiento de su familia y durante estos meses, los programas de corazón de Telecinco habían hablado del asunto llevando incluso a ex trabajadores de Cantora.

Anabel insistió en que no quiere hacer daño a ningún miembro de su familia y pidió comprensión a todos sus compañeros para que entendieran que muchas cosas no las contará por respeto a los suyos.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!