Durante la semana y tras la confesión de María Jesús Ruiz (que luego reculó, ya que tras perder la custodia de una de sus hijas le aconsejaron que no entrase en nuevas polémicas) se había especulado mucho sobre si Kiko Jiménez habría tenido un affair con Isa Pantoja, estando ya ella con Asraf y él todavía con Gloria Camila, aunque ya tonteaba con Sofía.

Gloria Camila al ser preguntada, respondía que todo le cuadraba y que sabía perfectamente de que noche de fiesta en la que Isa, Kiko y Efrén estuvieron juntos, se hablaba. Cómo no iba a saberlo, si precisamente esa noche en la que Kiko afirmaba que Isa Pantoja durmió en su cama y él en el sofá, no quiso abrirle la puerta a la hija de ortega Cano para que no descubriese la situación.

Las mentiras de Kiko Jiménez hacen estallar el polígrafo

El ex superviviente se las prometía muy felices creyendo que su recién estrenada silla en ‘Sálvame’ le iba a dar ventaja, pero Conchita la poligrafista, casi ni necesitaba de la valiosa ayuda del polígrafo para descubrirlo, ya que como le decía, su lenguaje corporal era claro y no dejaba lugar a dudas.

No se entiende que siendo tan mentiroso, Kiko Jiménez se haya atrevido a sentarse en el polígrafo y es de suponer que su aire chulesco era su forma de esconder que la cúpula le había dado una orden a la que naturalmente no se podía negar, aunque se le viniese encima el chaparrón.

Estas fueron las mentiras que más pueden perjudicarle

Kiko Jiménez cada vez más cerca de dejar ‘Sálvame’

El ya apodado ‘pinocho,’ viéndose acorralado no dudó en enfrentarse con la presentadora de ‘Sábado Deluxe’, María Patiño.

Con su altanería habitual, no dudaba en defenderse ante los colaboradores, tratando de quitarle importancia a lo que decía el polígrafo y negando la mayor.

La cosa se iba calentando, mientras él insistía en que lo que hizo la noche en cuestión fue hacer de ‘protector’ de Isa Pantoja, a la que conoce desde hace años, alejándola de Efrén que sí quería tener algo con ella.

Pero los colaboradores no le daban tregua y Kiko que trataba de echar balones fuera tomándoselo todo con un forzado sentido del humor, acabó enfadándose de la peor manera.

Y como dicen que no hay mejor defensa que un buen ataque soltaba: ‘Es acojonante, al final me voy a calentar, ¡ya es un abuso!' María Patiño cortaba la discusión poniéndose a hablar con la otra invitada de la noche, Kathy Sandoval y Kiko Jiménez perdía definitivamente los papeles: ¿No te interesa ahora hablar conmigo, María?

¿Ahora le preguntas a Kathy y me cortas?

Y añadía alzando la voz: '¡Ya está, esa noche pasó lo que queriáis que pasara! ¡Me estáis tocando los c….! A lo que la presentadora le contestaba muy molesta que la que se enfadaba por su actitud era ella y que tenía de ‘eso’ más que él. Una salida de tono rápidamente rectificada por Patiño, que le pedía disculpas a Kiko, aunque la audiencia en redes le daba toda la razón a ella.

Mediaset sabe que la audiencia no traga a Kiko Jiménez, sus mentiras, su falso sentido del humor, su bravuconería y justo ahora, ese tenso enfrentamiento con una de las presentadoras de mayor tirada en este momento en Telecinco, pueden pasarle factura más pronto que tarde. ¿Volverá Kiko a su casa por Navidad?

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!