Omar Montes ha participado en una fiesta de cuatro días en Marbella que reunió a diversos influencers del panorama de moda actual. El cantante ha acudido después de defender su participación en el evento asegurando que el espacio donde iba a actuar estaba "lejísimos" de los espectadores, con lo que se iba a mantener la distancia de seguridad.

Sin embargo, la polémica ha rodeado el evento después de que la policía se viera obligada a intervenir para desalojar uno de los recintos tras comprobar que no se estaban cumpliendo las normas sanitarias de prevención de la COVID-19.

Los test PCR prometidos no se realizaron a todos los asistentes

A pesar de que la empresa organizadora se había comprometido a realizar test PCR a todos los asistentes, finalmente no fue así. Desde la propia organización han confesado que "no le hicimos PCR a todos" aunque sí "desinfectamos las villas e hicimos control de temperatura".

Unas medidas que no fueron suficientes para garantizar la seguridad de los participantes en el evento. De hecho, muchos de los presentes en la fiesta no llevaban ni siquiera mascarillas, un incumplimiento de las medidas sanitarias preventivas contra el COVID-19 en toda regla que puso en riesgo la seguridad de las personas que entraron en el recinto donde se celebraba la fiesta.

Tanto es así que Amparo de la Gama, periodista que acudió como invitada a la actuación del ex concursante de varios realitys de Televisión, ha revelado que acabó con una crisis de ansiedad por la excesiva cantidad de personas reunidas.

Así, la celebración del evento en el que participó Omar Montes dejó patente que la empresa organizadora no había cumplido sus promesas para mantener la seguridad sanitaria.

Es más, desde la organización habían asegurado también días antes que los asistentes a la fiesta estarían durante días previos aislados en apartamentos separados unos de otros y manteniendo medidas preventivas. Unas medidas que no fueron cumplidas y cuya ausencia desembocó en el desalojo por la Policía Local de Marbella.

Se levantaron hasta 23 actas con propuesta de sanción

La intervención de la Policía Local de Marbella para desalojar la fiesta ilegal acabó con el levantamiento de hasta 23 actas con propuesta de sanción por el incumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria preventivas contra el Coronavirus.

Y es que los agentes de la policía marbellí fueron testigos de cómo los participantes en el evento iban sin mascarillas y no mantenían la distancia de seguridad necesaria, mientras bailaban y fumaban cachimbas durante la actuación de Omar Montes.

Además, el hecho de que los participantes procedan de distintas partes de España ha llevado a la policía a investigar también si, aparte de incumplir las medidas sanitarias, se han infringido además las normas de prohibición de traslados entre municipios sin motivo justificado.

Un evento lleno de influencers

La macrofiesta marbellí, de cuatro días de duración, reúne a un elevado número de influencers y artistas como Omar Montes que están compartiendo la celebración del evento en sus redes sociales desde el sábado 14 de noviembre hasta el martes 17. Tanto los participantes como los organizadores tienen entre 18 y 42 años de edad.

A pesar de la polémica, la organización del evento tiene previsto continuar la fiesta hasta el día que estaba agendado. Por ello, se siguen compartiendo en redes sociales vídeos de los asistentes realizando diversas actividades, como paintball, bailes o salto a la piscina.

La participación de Omar Montes en el concierto que fue después desalojado empaña la imagen del cantante, que hasta ahora se había visto potenciada gracias al espíritu solidario del que había hecho gala el de Pan Bendito.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!