Lydia Lozano, la veterana colaboradora de Sálvame Diario vivió una de las peores tardes el pasado viernes en el espacio televisivo del corazón. Lozano, que mantiene una relación de idas y venidas con sus compañeros, fue acusada la pasada tarde de tener deudas con Hacienda, lo que no sentó nada bien a la colaboradora hasta el punto de abandonar el plató con un ataque de ansiedad y entre las críticas de sus propios compañeros en pleno directo. Pese a las críticas, Paz Padilla salió en defensa de la colaboradora asegurando que no tenía deudas con el fisco.

La colaboradora fue acusada de celebrar fiestas y no declarar a Hacienda

Los hechos ocurrieron la pasada tarde a raíz de la nueva sección de Sálvame, 'Quiero dinero', en la que la colaboradora preguntaba a Antonio David Flores si había escondido en casa de sus progenitores la exclusiva del embarazo de Rocío Carrasco. Tras lo ocurrido, todos los colaboradores se echaban encima de Lydia Lozano acusándola de inventarse información para perjudicar a Antonio David por la mala relación que ambos tenían en la actualidad. Pero las palabras de Lozano no salieron gratis a la colaboradora, quien fue acusada por sus compañeros de organizar fiestas con una socia y no declarar esos ingresos a Hacienda.

Se marcha del plató con un ataque de ansiedad ante las insinuaciones

Era Kiko Matamoros quien contactaba con la socia de Lozano, quien aseguraba que tenía pruebas de lo que había hecho y que no declaraba nada. Pero la colaboradora se defendía asegurando que declaraban todos los ingresos y acusaba a Matamoros de querer ensuciar su imagen, precisamente él que tenía serios problemas con Hacienda.

Tras lo sucedido, Lydia Lozano se marchaba del plató con un ataque de ansiedad mientras que Paz Padilla iba en su busca a consolar a la periodista ante las graves acusaciones vertidas sobre ella. En el caso de la presentadora, aseguraba que la colaboradora no tenía problemas con la Agencia Tributaria.

Kiko Matamoros acaba pidiendo perdón ante el ataque de ansiedad de Lydia

Poco después, y tras el gran momento vivido en plató con Lydia Lozano en pleno ataque de ansiedad marchándose del programa, Kiko Matamoros pedía disculpas a su compañera por las acusaciones que le había dedicado. Así afirmaba el colaborador de Sálvame que su intención no era que Lydia Lozano llorara, y consideraba que se había excedido en sus palabras para más tarde admitir que había dicho cosas que realmente no tendría que haber pronunciado. Tras lo ocurrido, Paz Padilla quiso salir en defensa nuevamente de su compañera de profesión admitiendo que una opinión no era una verdad y Lydia no tenía problemas con Hacienda.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!