Anoche fue una velada histórica para el mundo de la prensa del corazón. Casi 40 años después del fallecimiento de Paquirri, su hijo pequeño, Kiko Rivera, se sentaba en televisión para afirmar que su madre le había quitado la herencia de su padre. Además, gran parte de la familia Rivera, ha apoyado a Kiko en los momentos tan duros que está atravesando.

Una ambición desmedida por el dinero

Ese ha sido el gran problema de Isabel Pantoja durante toda su vida según su hijo: "Para mi madre el dinero está antes que sus hijos". El DJ añade que se ha sentido como la tarjeta de crédito de su madre durante toda su vida.

Kiko ha admitido que durante muchos años tuvo complejo de Edipo, pero que eso se acabó gracias a lo que ocurrió en el cumpleaños de la tonadillera este año. Un hecho que aunque Rivera no quería contarlo, los colaboradores terminaron por sacárselo.

El detonante: descubrir los trajes de su padre

Durante estos años, Isabel ha mantenido que no ha podido dar a los hijos de Fran y Cayetano las pertenencias de su padre porque hubo un robo en Cantora. En la herencia del diestro se estipuló que esas pertenencias estaban destinadas para los hijos que tuvo con Carmina Ordoñez. La teoría del robo nunca fue puesta en duda por Kiko Rivera hasta que este año, el 2 de agosto, cumpleaños de Isabel Pantoja, vio que los trajes de su padre seguían en la finca familiar.

Este impactante hecho ha provocado que el DJ decida reabrir la herencia de su padre para intentar que se cumplan las últimas voluntades del torero.

Las múltiples hipotecas de Cantora

Lo que no se esperaba Kiko es que al investigar encontraría que su madre también le habría podido engañar a él. Anoche, Paquirrín contó con los papeles en la mano lo que ha ocurrido con la finca ubicada en Medina Sidonia: "Año 1986, yo tengo dos años, Cantora S. A. pide una hipoteca de 50 millones de pesetas. En 1986 Cantora todavía no es de nadie, todavía no se ha hecho efectiva la repartición. Mi madre está poniendo un bien que no es suyo".

Sin embargo, esta no sería la única hipoteca que Isabel Pantoja pediría sobre la finca de su marido: "En 1988 vuelve a pedir 35 millones de pesetas más, que son 85 millones de pesetas del 86 al 88. Y ya nos vamos a 2002, recién cumplida mi mayoría de edad. Se firma la cancelación de ese crédito de 85 millones de pesetas. Y ese momento en el que mi madre termina de pagar, vuelve a hipotecar Cantora por un valor de 2.700.000 euros y de momento, eran 9 fincas y se agruparon para que fuese una. Ya no hay 9 fincas, solo hay 6. Faltan 3 que ya no aparecen".

Kiko concluye este asombroso relato enfatizando que lleva hipotecado desde que tiene 2 años y que él luchará para no hipotecar la vida de sus dos hijas.

Los Rivera, su nuevo gran apoyo

Kiko no está solo ante este nuevo gran reto de investigar la herencia de su padre. Sus hermanos y parte de la familia Rivera está dispuesta a apoyarle.

Anoche su hermano mayor, Fran Rivera, entraba de forma telefónica visiblemente emocionado para decirle que su padre estaría orgulloso de él. Los Rivera no están asombrados por lo que está contando Kiko y advierten de que ellos lo sabían hace años, no obstante, han remarcado la gran valentía de Kiko por reabrir la herencia de su progenitor.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!