Irene Rosales acudía la tarde del pasado sábado al programa 'Viva la vida' donde habitualmente colabora como tertuliana junto a Emma García y el resto de los colaboradores del programa entre los que se encontraban: Luis Rollan, Terelu Campos y José Antonio Avilés entres otros. La Mujer de Kiko Rivera ha sido entrevistada por la presentadora para conocer como se encontraba su marido, después del especial 'Cantora la herencia envenenada', donde el hijo de Isabel Pantoja se sinceraba con Jorge Javier Vázquez, conductor del programa, sobre el problema familiar que vive actualmente y que tantos conflictos está causando en su familia y ha destacado que le ha faltado el amor real de su propia madre.

Irene Rosales preocupada por su marido

La protagonista ha reconocido que siente mucha impotencia y que le ha sorprendido que su marido tomará la decisión de hacer público los problemas que llevaba teniendo con su madre, Isabel Pantoja, desde que el pasado 2 de agosto de este mismo año.

Esta fecha coincidió con el cumpleaños de su madre, cuando descubrió en Cantora y, de manera casual, una habitación repleta de objetos, que habían pertenecido a su padre y que debieron entregarse a sus hermanos: Fran y Cayetano.

La sevillana manifestó amor incondicional a su marido Kiko Rivera

La tertuliana ha querido dejar un bonito mensaje a su marido desde el programa y manifestarle su amor por él y recordarle que tiene a su alrededor mucha gente que le quiere y que han estado a su lado en sus peores momentos.

"Kiko es una persona maravillosa y con mucha empatía hacia la gente. A él le quieren mucho, porque yo he visto que en sus momentos más duros, han estado a su lado y no le han fallado", ha comentado Irene a Emma y al resto de los colaboradores presentes en el plató del programa.

Irene confesó que Kiko necesitó mucho a su madre

Rosales ha querido explicar que ella no tiene nada en contra de su suegra y que entiende que en su familia la relación con sus padres y hermanos eran muy diferentes a lo que ella vivía cuando iba a Cantora y estaban en familia. " Yo jamás me he metido en nada, pero he sentido en muchas ocasiones que Kiko necesitaba más el calor de una madre, pongo por ejemplo un abrazo, una caricia o un ¿Cómo estás hijo, cómo te sientes?

"A mi marido jamás le ha faltado de nada a nivel material, pero no ha tenido el verdadero calor de una madre como la mía que siempre estaba muy pendiente de mí y de mis hermanos". Irene ha puntualizando que sus hermanos adoran a Kiko y que jamás le dejarán solo, ya que lo tratan como si fuera un hermano y no como un cuñado y que ésto Kiko lo ha echado mucho de menos en su familia, ya que la relación con ellos era fría y distante.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!