Kiko Rivera ha tomado nuevamente la palabra para hablar claro y alto sobre el tema de la herencia de su padre Paquirri y el conflicto que mantiene con su madre Isabel Pantoja. Esta vez, las cosas han ido por otro camino, ya que el Dj le ha tendido la mano a su madre y la ha exhortado a tomar el teléfono y llamarlo para resolver el conflicto de una vez por todas.

Kiko Rivera explicó que aunque su madre ha hecho las cosas mal no dejará de ser su madre

En declaraciones anteriores, tanto de Kiko Rivera como de Irene Rosales, se ha dejado claro que el hijo de Paquirri lo que necesita es una madre, más que un personaje como Isabel Pantoja.

Nuevamente, Kiko Rivera ha asegurado que aunque su madre ha actuado mal y ha hecho cosas que quizás no le perdone, ella nunca dejará de ser su madre. Esto lo ha expresado en ‘Viva la vida’, una vez que Irene Rosales, mujer de Kiko, se rompiera en lágrimas por la emoción.

El hijo de Paquirri explicó que las cosas que ha hecho no están motivadas por un interés económico. Destacó que las cosas que viven últimamente en casa no son nada fáciles y lo que más le duele son las mentiras. En sus declaraciones, dejó claro que no quiere dinero ni herencias y mucho menos que en un futuro su madre "deje un marrón y él a sus hijas". Para él, la herencia le importa poco, puesto que lleva 36 años sin heredar nada, pero más allá de eso, lo que no quiere es que su madre le deje un pufo.

Kiko Rivera le ha enviado un mensaje claro a Isabel Pantoja

En el transcurso de su intervención, el Dj le dejó un mensaje a su madre diciéndole “coge las cosas de papá y dáselas a sus hijos”, eso la hará sentirse mejor consigo misma, aseguró. Recordó además que cuando él descubrió el paradero de los trajes de su padre, intentó tener una conversación con ella, pero no fue posible porque ella siempre se pone a la defensiva.

Ella dijo que todo aquello era suyo, dijo Kiko, ante lo cual él le replicó asegurando que esas cosas les pertenecían a los tres hijos de su padre. Kiko Rivera tiene la intención de acabar con esta situación lo más rápido posible, pero para lograrlo es necesario una llamada de la tonadillera, llamada que aún no llega.

Sobre la situación actual entre el conflicto y las emociones, Kiko está 'hundido'

“Estoy hundido psicológicamente”, así lo ha expresado el mismo Kiko Rivera. Esto, en referencia al momento que está viviendo desde que se dio inicio al conflicto por la herencia de su padre; cosa que espera que acabe pronto. Kiko ha puesto una solución sobre la mesa: “Si el teléfono suena y recibo explicaciones públicamente, todo se para”. Aunque por otra parte, asegura que Isabel es muy orgullosa, pero en algunos casos "lo mejor es tragarse el orgullo para cuidar la salud".

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!