Ana Obregón, la actriz y presentadora está viviendo su año más duro sin duda alguna. La televisiva perdía a su hijo Aless Lequio el pasado 13 de mayo víctima de un cáncer a los 27 años de edad, una tragedia de la que la actriz está intentando recuperarse. Ahora, Obregón ha aparecido por primera vez en Televisión tras el fallecimiento de su hijo y ha admitido que por primera vez, se había quitado el luto y Aless le había dado fuerzas para estar ante las cámaras en un día tan significativo para ella, no obstante, Ana Obregón se ha derrumbado y la hemos podido ver más emocionada que nunca en su reaparición televisiva.

Igartiburu da paso por primera vez a Ana Obregón en TVE

La presentadora se sentaba junto a la televisiva Anne Igartiburu para comenzar a preparar las Campanadas en TVE, siendo este el primer proyecto profesional que acepta tras la muerte de su hijo, seis meses después del fallecimiento de este. Así afirmaba la madre de Aless que ella seguiría siendo madre hasta el día en que se muriera. Antes de comenzar la grabación para las Campanadas, Igartiburu explicaba que iban a ver a una mujer que luchaba ante un momento tan difícil. Tras las palabras de su compañera, Obregón ha asegurado que decidió dar las Campanadas este año para ofrecer esperanza a todas esas personas que han pasado un año trágico como ella.

Admite que es el primer día que se levanta y no llora desde la muerte de Aless

Por otro lado, la actriz ha asegurado que aunque tiene el corazón roto, van a ver un corazón lleno de amor, refiriéndose a su hijo Aless, por quien ha dado el paso de retomar su vida profesional. De hecho, la televisiva mostraba su dolor con la situación admitiendo abiertamente que era el primer día en seis meses que no lloraba desde que falleció Aless y ha recomendado a las personas que pasan por su misma situación que las lágrimas pueden sanar.

De hecho, afirmaba que su hijo desde donde la estuviera viendo, estaría orgulloso de ella.

Una nueva vida tras el fallecimiento de Aless Lequio hace seis meses

Pese al mal momento que ha vivido durante seis meses, la actriz ha confesado que este tiempo le ha servido para hacer un viaje en el que se ha reencontrado con su propia alma, pues aunque tenga que vivir una nueva vida sin su hijo Aless, lo que le ha cambiado por completo, Ana, considera que tiene mucho amor por dar como hija, hermana y profesionalmente podría tener una energía diferente.

Sin duda alguna, se trata de un proyecto profesional ilusionante para la televisiva, quien regresará por todo lo alto a la pantalla y admite que su presencia en las Campanadas será un homenaje a todas las mujeres, lo que tiene entusiasmada a la madre de Aless.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!