Un nuevo escándalo rodea a la familia Kardashian y esta vez está involucrada Kriss Jenner, tras ser demandada por uno de sus ex guardaespaldas, tras afirmar que fue acosado sexualmente por la famosa empresaria de EEUU. El guardaespalda Marc McWilliams también está demandando a Kourtney Kardashian y a las empresas de seguridad que lo emplearon por supuestamente propiciar un ambiente de trabajo muy hostil y violar los códigos laborales del estado de California. Esta semana el abogado, Marty Singer, informó que Jenner está negando "con vehemencia" las denuncias realizadas por Marc McWilliam y las catalogó como "completamente falsas".

No es la primera vez que algún miembro del clan Kardashian es acusado de maltrato laboral, al parecer, suelen ser muy arrogantes y exigentes con sus empleados y anteriormente han sido criticados por de generar un ambiente de abuso psicológico hacia sus trabajadores.

Kris Jenner y su hija mayor Kourtney buscan defenderse de las acusaciones

Ahora Jenner y su hija mayor Kourtney están buscando la manera de salir airosas de esta nueva demanda, y han anunciado que tienen la intención de demandar inmediatamente a McWilliams y sus abogados por un caso que catalogan de enjuiciamiento malicioso"; informaron en un comunicado. Según informó el diario Usa Today, el guardaespaldas McWilliams, de 51 años, informó que comenzó a trabajar en como guardaespaldas de Jenner, de 64 años, en el año 2017 hasta que fue "suspendido" en 2018.

Luego a trabajó para Kourtney Kardashian, de 41 años, hasta el mes de febrero de 2019.

El exguardaespaldas dice que Jenner lo acosaba con comentarios intimidantes

Por otra parte, la demanda presentada por McWilliams revela que fue sometido a "insinuaciones de tipo sexual, además expuesto a una conducta inapropiada de acoso" por parte de Kriss Jenner, incluidos comentarios dirigidos a él de "naturaleza sexual abierta".

Al parecer, la mamá de Las Kardashians también le hacía comentarios en relación a su apariencia física y sobre sus actividades sexuales. "Además, a partir de mayo de 2017 o alrededor de esa fecha, Jenner había mostrado un patrón de conducta inapropiado hacia el exguardaespaldas, que también involucraba “un estrecho contacto físico, no consensuado con el demandante de naturaleza sexual y también inapropiada"; dice la demanda.

McWilliams informó esta semana en la demanda que presentó quejas con sus supervisores en las agencias de seguridad, pero no fue escuchado, afirma que le "fallaron y también se negaron a tomar medidas inmediatas para detener los ataques intimidantes de parte de Kriss Jenner hacia el demandante". La mayoría de las quejas presentadas por McWilliams en la demanda se centran básicamente en las leyes laborales estatales, incluidas las represalias y el ‘robo de salario’, debido a la pérdida de horas de trabajo, tras ser reasignado de la custodia de seguridad de Jenner a su hija mayor. Ahora Kriss Jenner y Kourtney Kardashian buscan defenderse legalmente de estas nuevas acusaciones. Un nuevo escándalo, que madre e hija deberán desafiar.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!