Inma Campano, la Penélope Cruz de Montequinto, sorprendió a todos los espectadores de ‘La isla de las tentaciones’ cuando, a una semana del comienzo del programa, pidió una hoguera de confrontación con su pareja, Ángel, con el objetivo de abandonar el reality. Totalmente superada por las condiciones del concurso, la sevillana no logró adaptarse en ningún momento a la dinámica de 'La isla de las tentaciones'. El programa de Telecinco veía así como una de sus protagonistas tiraba la toalla y prefería volver a casa. Las consecuencias de tan pronta marcha no se han hecho esperar: Inma ha recibido un aluvión de críticas, a las que ha querido responder a través de sus redes sociales para explicar los motivos que le llevaron a tomar esa decisión.

Inma no aguantaba estar sin su novio Ángel

La Penélope Cruz de Montequinto llevó francamente mal la separación de su novio Ángel. Incapaz de relacionarse abiertamente con el resto de chicos, Inma se aisló desde el primer momento y se centró en sus compañeras femeninas, con las que tampoco terminó de abrirse cien por cien. Tal y como explica ahora Inma, "echaba muchísimo de menos a mi pareja". Tanto es así que gran parte del tiempo los espectadores han visto una Inma hundida, llorando y sin poder relacionarse con naturalidad. Por ello, tras la primera hoguera, pidió a Sandra Barneda una hoguera de confrontación. Con un desgarrador "me quiero ir, esto me va a costar la salud", la concursante dejó claro que no quería seguir en el programa.

El objetivo de la hoguera de confrontación era abandonar con Ángel de la mano la isla y regresar juntos a su lugar de residencia.

Niega que los celos fueran los causantes

Muchos de los comentarios surgidos a raíz de la actitud de Inma en el reality se centraban en los celos injustificados que sentía la sevillana hacia su pareja.

Ángel fue, sin lugar a dudas, el concursante de la parte masculina de las Parejas que más distancias mantuvo con las solteras. Por ello, cuando Sandra Barneda enseñó unas inocentes imágenes a Inma en las que se veía a Ángel de fiesta y ella rompió a llorar criticando lo visto, las redes se encendieron sin entender el motivo de sus celos.

Ahora, Inma ha querido explicar que los celos no han sido los causantes de su abandono del programa. "Realmente no abandoné por celos", ha manifestado a través de sus redes sociales. A pesar de reconocer que "allí se intensifica todo muchísimo" y que esto provoca que "aunque confíes en tu pareja, todo es distinto allí y cualquier cosa te puede afectar", la sevillana ha querido dejar claro que fueron otros los motivos: "No es lo mismo verlo desde la Televisión que vivirlo allí, es totalmente diferente", ha puntualizado.

La sevillana fue incapaz de adaptarse a la experiencia

Desde el primer momento de su llegada a La República Dominicana, Inma parecía no estar cómoda con su presencia en la isla.

La separación de su pareja Ángel fue más dura de lo esperado por ambos y desde ese momento, Inma no pudo remontar y relacionarse con el resto de miembros de su villa. La sevillana ha explicado que la experiencia fue más extrema de lo que esperaba y que esto provocó que no se sintiera capaz de afrontarla. A pesar de contar con unos compañeros y compañeras con los que parecía poder encajar, Inma no lograba abrirse. Allí, se justificó diciendo que "le costaba mucho relacionarse con los hombres".

También explicó que se sentía cohibida, lo que le impedía ser ella misma y disfrutar la experiencia. Ahora, ha querido aclarar que abandonó 'La isla de las tentaciones' principalmente "porque no era mi sitio".

La Penélope de Montequinto se sentía fuera de lugar. Unas declaraciones que explican su actitud durante las grabaciones del programa.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!