Los Reyes de Holanda se han visto obligados a pedir perdón por su viaje a Grecia en plena pandemia por coronavirus. La presión popular y mediática ha provocado que Guillermo y Máxima hayan grabado un vídeo en el que se disculpan con el pueblo holandés por el desafortunado viaje.En el vídeo difundido por el gobierno holandés, ambos monarcas se han mostrado arrepentidos y visiblemente afectados por las críticas recibidas tanto por sectores políticos del país, como por la ciudadanía.

Una "tragedia griega" en Holanda

La prensa del país ha tildado de "tragedia griega" la polémica ocurrida. El pasado viernes, aprovechando que sus tres hijas tenían vacaciones de otoño en el colegio debido al calendario escolar holandés, los reyes de Holanda decidieron poner rumbo a Grecia.

En concreto a la mansión que poseen en el país para disfrutar de unos días de vacaciones en familia. Sin embargo, la decisión de viajar en un momento crítico para la población del país por la segunda ola del coronavirus generó un aluvión de críticas instantáneamente que obligó al rey de Holanda a retractarse de su periplo y regresar a Holanda horas después en compañía de su mujer y de sus hijas.

El regreso, sin embargo, no lo realizaron los cinco miembros de la familia de la Casa Real juntos. El motivo, la ausencia de billetes para volver de Grecia a Holanda el sábado por la mañana. De este modo, los Reyes llegaron antes a Países Bajos acompañados de su hija menor Ariane, de 13 años de edad, y de un miembro de la seguridad real.

Por su parte, las dos hijas mayores de Guillermo y Máxima, Amalia y Alexia, de 16 y 15 años respectivamente, volaron a Holanda tres días después, en concreto el pasado martes por la noche.

Los Reyes se disculpan por su falta de decoro

A pesar de haber emitido un comunicado el propio viernes haciendo público el retorno inmediato de los reyes a su país de origen poco tiempo después de haber aterrizado en el país heleno, el rey Guillermo ha considerado insuficiente esta explicación.

Por ello, la corona holandesa ha grabado un vídeo sin precedentes de disculpa. El rey Guillermo, de 53 años, y su mujer Máxima, de 49, aparecen en el vídeo notablemente afectados. Grabado en su vivienda de Huis ten Bosch, en el vídeo ambos muestran un semblante serio con un discurso de tono conciliador.

Asegurando sentir un gran pesar en el corazón por haber traicionado la confianza del pueblo holandés, los Reyes han asumido que el viaje fue un error. A pesar de asegurar que contó con todas las medidas de seguridad requeridas y que se enmarcó dentro de las regulaciones exigidas, reconocen que fue imprudente y desconsiderado viajar a Grecia de vacaciones cuando la sociedad del país se encuentra sufriendo unas duras restricciones para combatir la pandemia por la Covid. Asimismo, los reyes de Holanda han asegurado que la decisión de regresar a su país de origen fue tomada por ellos mismos al darse cuenta de la falta de decoro que suponía haber tomado el avión.

Asumen su responsabilidad

Las demoledoras críticas recibidas por el intento de viaje meramente vacacional ha provocado que los Reyes de Holanda hayan querido asumir su responsabilidad.

En el vídeo, en el que se dirigen directamente a los ciudadanos holandeses, los monarcas aseguran estar muy afectados por lo ocurrido y reconocen que están involucrados en el problema sanitario aunque "no somos infalibles". Además, han asegurado haber hecho todo lo posible desde que comenzara la crisis del coronavirus para apoyar a quienes lo necesitan dentro de los límites que impone la política de la Corona. Reconociendo que se trata de un momento difícil para todos, el Rey Guillermo de Holanda ha querido recordar la importancia de cumplir las normas para combatir la pandemia.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Casa Real
Seguir
Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!