Ana Rosa Quintana, la periodista y presentadora de 'El Programa de AR', ha vivido un momento de lo más duro el pasado martes en su espacio televisivo. La reina de las mañanas, como todos los medios de comunicación, se hizo eco del juicio del asesinato de Antonio Navarro.

Los hechos tuvieron lugar en el año 2017, cuando uno de los amantes de María Jesús Navarro (mujer de la víctima) acudió al garaje y sorpresivamente, acechó a Antonio, a quien supuestamente asestó varias puñaladas hasta su muerte. Ahora, se celebra el juicio y la presentadora se ha mostrado impresionada con las palabras del acusado.

La narración del crimen deja a Ana Rosa Quintana conmocionada

Fue precisamente tras la emisión de las imágenes en 'El Programa de AR' del testimonio de Salvador Rodrigo, el acusado del crimen, cuando la presentadora se ha visto muy afectada sin poder ni siquiera articular palabra. Lo peor ha sido cuando el propio acusado comenzaba a narrar en el juicio cómo mató a Antonio escondiéndose en el garaje y asestándole puñaladas con un cuchillo cogido de su propia cocina, toda la narración con los padres de la víctima presentes y justamente detrás del propio Salvador Rodrigo.

Los colaboradores de 'El Programa de AR' con rostros serios

La situación ha sido tan tensa que el mismo acusado ha tenido que dejar de hablar durante el juicio y parar lo que estaba contando porque se estaba ahogando con su propio llanto.

Completamente destrozado al recordar los hechos del crimen, Salvador Rodrigo tenía que parar mientras narraba lo sucedido.

Tras las imágenes vistas en el juicio, los colaboradores de 'El Programa de AR' mostraban un rostro serio y en el caso de la propia presentadora, admitía estar conmocionada con lo que había visto, asegurando que era una escena brutal y que, en ese momento del crimen, Salvador no lloró.

La periodista se centra en los padres de la víctima

Por otro lado, la presentadora ha destacado la anormalidad de la situación estando en la misma sala del acusado los padres de la víctima, quienes veían lo sucedido en primera persona. Unas palabras con las que la presentadora se podía ver visiblemente afectada, incluso echándose las manos a la cabeza por la conmoción que ha sentido.

Además, Ana Rosa Quintana ha destacado la situación vivida por los padres de la víctima, asegurando que estaban aguantando estar en la misma sala que el asesino de su hijo.

Sobre el padre de la víctima, la presentadora ha destacado que, siendo un hombre alto y fuerte, no sabía cómo no saltaba a acogotar al asesino de su hijo, que se encontraba justamente delante de él. Sobre la madre de la víctima, destacaba que se había echado las manos en la cabeza.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!