Adara Molinero se ha sometido el pasado miércoles día 30 de septiembre a una complicada operación para corregir una intervención previa de aumento de pecho. El objetivo de la joven era acabar con unos dolores que le habían acompañado durante los últimos meses y que le habrían animado a tomar por fin la decisión. Una decisión que dudaba de si compartir con sus seguidores y que finalmente hizo pública para evitar cualquier tipo de especulación sobre ella mientras estuviera alejada de las redes como consecuencia de la operación.

El problema lo arrastraba desde su primera operación

La ex pareja de Hugo Sierra ha explicado que se ha visto obligada a someterse a esta intervención por culpa de una operación anterior.

Sin dar demasiados detalles, Adara ha explicado que "el asunto de esa intervención está en manos de mis abogados". Es por esto que la ganadora de 'GH VIP' no puede dar más información sobre las características y problemáticas de la intervención pasada, pero ha asegurado que cuando todo el tema judicial esté resulto "podré hablar". La joven explicará entonces los entresijos de esa operación, que parecen del todo truculentos.

El objetivo de Molinero con esta operación era conseguir un pecho "muchísimo más pequeño" más acorde con su cuerpo, ya que el actual se lo veía "demasiado grande" y desproporcionado. Además, desde hacía tiempo la joven estaba "sintiendo muchísimos dolores" y las prótesis le "molestan un montón".

De hecho, sufría problemas al moverse y ponerse de lado, ya que, como ha explicado a través de su Instagram, se le desplazaban "hacia el lateral".

Una operación complicada

Antes de pasar a quirófano, la ganadora del programa de Telecinco confesaba a sus seguidores a través de sus redes sociales estar muy nerviosa.

Tal y como ella misma explicaba, "como es la segunda operación es mucho peor". Adara tenía dudas por si el resultado no era el esperado, a lo que se sumaba la incertidumbre sobre si le iban a "arreglar lo que ya tenía".

Antes de entrar en la sala de operaciones, Adara reconocía sentir "miedo por si no me queda bien".

Al tratarse de una intervención en la que tenían que reparar una operación previa, la complicación era muy superior a la de una operación de pecho al uso. Por ello, la concursante de realitys se sentía inquieta y manifestaba a través de su Instagram su enorme preocupación.

Una de las dificultades de la operación consistía en otro de los problemas que confesaba recientemente Adara. La joven reconocía que, como consecuencia de su anterior intervención de aumento de pecho, había perdido por completo la sensibilidad en el pecho. Con un "os voy a contar una cosa que es muy fuerte", Adara introducía esta confesión que no le ha resultado fácil hacer.

La recuperación de Adara será lenta

Poco tiempo después de someterse a la operación, Adara empleaba el mismo medio para comunicar a sus seguidores cómo había salido todo.

Con un convincente "estoy feliz, no podéis llegar a imaginar cuánto", Molinero revelaba que la operación había sido un éxito. Según sus palabras recién operada, "me he operado con el mejor profesional que me podía operar", sobre todo "teniendo en cuenta el problema que tenía".

Y es que la intervención, según las primeras palabras de la protagonista, ha ido mejor de lo esperado. Adara ha querido dar las gracias al cirujano que la ha operado, ya que gracias a su trabajo ha vuelto a recuperar la sensibilidad en el pecho. "Estoy que no me lo puedo creer", declaraba desde la cama del hospital. Adara ha querido agradecer también el apoyo de su madre y su pareja Rodri, así como de su comunidad de seguidores, que se ha mostrado de lo más atenta al desarrollo de la operación.

Ahora, lo que le espera a Adara es una recuperación complicada en la que está teniendo dolores y náuseas. Unos días complicados en los que tendrá que recuperar poco a poco su rutina normal. Por el momento, y tal y como muestra en otro de sus stories de Instagram, no está resultando nada fácil. "Llevo toda la mañana vomitando la anestesia", ha relatado.

A pesar de la complicada recuperación, en la que no puede levantarse y se encuentra inflamada y con dolores, Adara se ha mostrado tranquila. "Lo importante y lo principal es recuperarme", ha declarado, recordando que "no ha sido una operación de pecho normal". Visiblemente cansada, la joven se resigna: "Había que arreglar muchas cosas", lo que provoca que la recuperación sea lenta y complicada.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!