Ana Rosa Quintana, la presentadora de 'El Programa de Ana Rosa' ha revelado a su audiencia algunas presiones que recibe por parte del poder político. La periodista, que es una de las presentadoras más exitosas de los programas matinales en Televisión, ha aprovechado en el día de hoy para reconocer las presiones que recibe por parte de algunos partidos políticos sobre su permanencia en el espacio televisivo de Mediaset e incluso por la permanencia de Eduardo Inda, su tertuliano más polémico.

Confirma que recibe presiones por parte de los políticos para despedir a Eduardo Inda

En un momento de total sinceridad con la audiencia, la presentadora ha confesado que lleva recibiendo presiones para que Eduardo Inda no colabore en su programa durante años.

Defendiendo al director de OkDiario por su trayectoria como colaborador del espacio televisivo de 'El Programa de Ana Rosa' durante más de diez años, la periodista ha querido confesar que tanto el Partido Popular como el PSOE y Podemos, de forma posterior, la han presionado para echar a Eduardo Inda.

El director de OkDiario da las gracias a la presentadora por contar con él

Tras su confesión, Ana Rosa ha hecho hincapié en que es positivo que la quieran echar de todos los Gobiernos que llegan, mostrando incluso risas al confesar que Ciudadanos no ha hecho presiones sobre ella porque no gobierna. Después de las declaraciones tan sinceras por parte de la periodista, el propio tertuliano Eduardo Inda ha dado las gracias a Quintana por contar con él para su programa durante tantos años, además, apostillaba que dice mucho de la periodista que no sucumbiera a dichas presiones.

La presentadora confirma que a ella también la han querido echar

No obstante, parece que Ana Rosa Quintana no solo ha recibido presiones para dejar de contar con Eduardo Inda en su espacio televisivo, sino que además, han querido apartarla a ella de su programa. La periodista admitía que si hubiera cedido a las presiones políticas que recibía, ni siquiera ella estaría en televisión, pues ha afirmado que 'hay unos cuantos que quieren echarme'.

De esta forma, parece que la presentadora ha vivido un momento de total sinceridad con la audiencia, pues nunca antes había confesado que estaba recibiendo presiones para despedir a ningún colaborador de su programa y mucho menos a ella.

El comentario de la presentadora ha sido visto como una queja a las constantes críticas que Ana Rosa recibe por sus discursos en contra del Gobierno desde que comenzó la pandemia por coronavirus.

Desde entonces, la periodista se ha convertido en carne de cañón en las redes y numerosos usuarios se han burlado de ella.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!