Ha sido un año muy difícil para la presentadora tras tener que hacer frente a la muerte de su madre en el mes de febrero, también a la de su marido hace tres semanas y ahora muy recientemente la de su suegra. El año 2020 ha sido un año nefasto para Paz Padilla, ya que sumado a la preocupación que se está viviendo mundialmente por la Covid-19, se le añadió el fallecimiento de su marido Antonio Juan Vidal de 53 años por un tumor cerebral. El que ella definía como el amor de su vida, abandonó este mundo un año después de ser diagnosticado.

La suegra de Paz Padilla fallecía hace unos días, pocas semanas después de su hijo, Antonio Juan Vidal

Tres semanas después de que ocurriera todo esto y que la presentadora de Sálvame lo despidiera en Zahara de los Atunes con una bonita celebración en la playa con su hija, amigos y familiares ha tenido que enfrentarse a una nueva y dolorosa pérdida ya que la madre de Juan Vidal, fallecía hace unos días, según adelantó un medio gaditano. Del mismo modo que lo hacía su madre el pasado mes de febrero, un duro golpe para la humorista y presentadora, a la cual el 2020 se le ha presentado muy negro.

Este mes Paz Padilla se encuentra en Cádiz, en Zahara de los Atunes, el mismo sitio donde hace cuatro años celebró su boda con Antonio Juan Vidal de una forma muy íntima y romántica y a la que solamente acudieron sus amigos y familiares más cercanos.

Paz aseguró, en aquel momento, que no se volvería a separar ya que se había casado con el hombre de su vida y que le había costado veinte años volverlo a encontrar. Paz Padilla comentaba emocionada que no había nada que no le gustara de su marido: tanto su olor, como su bondad y que sabía que lo quería, pero que no se había dado cuenta de que tanto.

Es la tercera pérdida durante este año 2020 para Paz Padilla

Fruto de todo ello, Paz Padilla ha paralizado todo los compromisos profesionales que tenía este año para recuperarse de todos los golpes que ha tenido que sufrir. Tras el fallecimiento de su marido, se le ha sumado el de su suegra, que era algo que tenía interiorizado pero que no quita el dolor que debe de sentir ahora mismo.

Para Paz Padilla, Juan Vidal fue el amor de su vida, se conocían desde adolescentes fueron pareja y aunque la cosa no llevo a muy buen puerto ya que la presentadora terminó casándose con Albert Ferrer, el padre de su hija. Sin embargo, el verdadero amor siempre estuvo presente y los volvió a unir para cinco años más tarde casarse, después de casi veinte años de conocerse. Ahí, Paz Padilla ya había terminado con Albert Ferrer y parecía ser el momento en dónde para la humorista, todo encajaba.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!