El colaborador de Telecinco, Kiko Matamoros, siempre ha tenido una relación complicada con sus hijos. Primero, sus diferencias con Diego Matamoros o Laura, nacidos de su primer matrimonio, han sido públicos y han dado para muchas horas de Televisión. Pero, ahora, el colaborador ha confirmado a sus compañeros de Telecinco que no se habla con su hija pequeña, Ana, única hija de su relación con la colaboradora Makoke. El problema, en este caso, es que las diferencias no eran conocidas y ha sido el propio colaborador de “Sálvame” quién ha querido enviar un mensaje muy contundente a su hija desde el hospital en el que se encuentra hospitalizado por sus problemas de salud.

Kiko, uno de los colaboradores fijos de Telecinco, ha recibido la visita de casi toda su familia

El colaborador de Telecinco no está pasando por su mejor momento: hace unos días tuvo que ser ingresado de urgencia después de pasar por el quirófano para que los médicos le extirparan la vesícula. Una semana muy complicada en la que ha podido contar con su novia, la jovencísima Marta López Álamo a su lado, además de sus hijos mayores, Diego y Laura, o la recién nueva novia del propio Diego, Carla Barber. Pero, en pleno directo, el colaborador de Telecinco ha reconocido que su hija pequeña, Ana Matamoros, no ha estado en el hospital ni se ha puesto en contacto con él a través de Marta. Un nuevo revés que vuelve a demostrar que la relación entre padre e hija no es nada buena.

Varios colaboradores de Telecinco señalaron que Marta estaba obsesionada con el trabajo de Ana como influencer

Durante la conexión, el colaborador de Telecinco explicó que la relación entre padre e hija es bastante mala y es que, según la versión de Kiko, Ana no le ha llamado ni se ha puesto en contacto para preguntarle cómo está.

Aunque todo parece demostrar que la relación entre padre e hija está pasando por su peor momento, la realidad es que desde hace un año la relación se ha caracterizado por las idas y venidas por ambas partes. Además, varios colaboradores de Telecinco han recordado que la responsable de esta mala relación podría ser Marta que, en realidad, estaría obsesionada con el trabajo de Ana como influencer.

Aunque Kiko ha negado este hecho de manera rotunda y culpó a su ex-mujer y madre de Ana, Makoke, como verdadera responsable de esta mala relación entre padre e hija.

Ana es la una de las hijas de Kiko que no quiere salir en Telecinco

En “Viva la vida”, Kiko Matamoros ya había dicho que la primera que habló de la nula relación entre Anita y él fue la propia Makoke. Por otro lado, a pesar de que hace meses que no hay imágenes de padre e hija juntos, Kiko considera que Ana debe respetare. Sería un mal ejemplo de cómo educar a los hijos que él le permitiera a su hija que trate a las personas a patadas, no se lo va a permitir a nadie y menos a un hijo suyo. En el caso de Anita, la joven está centrada en su carrera y su trabajo como influencer y no quiere saber nada de Telecinco.

Hace unos meses Kiko aseguraba, en un plató de Telecinco, que estaba muy ilusionado por haber recuperado la relación con todos sus hijos, pero ahora las diferencias son con su hija pequeña y esto le provoca un cansancio realmente horroroso y se ha dado cuenta que no siempre las cosas son ideales y no hay nada que hacer. Por otro lado, tiene claro que no va a consentir que una joven de 20 años de edad interfiera en su día a día, además de una manera tan injusta. Kiko considera que estas diferencias tienen que ver con el divorcio con Makoke y es consciente que ha educado muy mal a sus propios hijos, les ha consentido absolutamente todo, le ha dado lo que siempre ha podido y esa no es una manera de educar.

La realidad es que el primer distanciamiento entre Kiko y Ana se remonta a su divorcio con Makoke

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!