La pareja formada por Iker Casillas y Sara Carbonero, junto con los dos hijos del matrimonio Lucas y Martín, han decidido regresar a la capital española después de vivir durante cinco años en Oporto y que el portero haya decidido retirarse de forma definitiva. Han sido unos meses muy duros para la familia, sobre todo marcados por la enfermedad Iker Casillas, el cual sufrió un infarto de miocardio. Asimismo su esposa tuvo que enfrentarse a un Cáncer de ovario hace justo un año.

Iker Casillas y Sara Carbonero regresan a España después de cinco años

Aunque la pareja vive muy enamorada, su matrimonio se ha visto envuelto en una crisis debido a todos los problemas que han atravesado en estos últimos tiempos.

Tanto es así que el futbolista y la periodista llevan muchísimo tiempo sin hacer apariciones públicas juntos. Quizá por eso, el que fue en su día portero del Real Madrid ha decidido conceder para la revista Semana una entrevista para decir las verdades y admitir que todos los problemas por los que ha pasado han hecho que su matrimonio se resienta, pero del mismo modo ha querido ser muy tajante con algunos rumores.

En primer lugar, Iker Casillas reconoce que no ha estado suficientemente al lado de su esposa ni en todo lo que debería. El ex guardameta cuenta que con la situación que se ha vivido durante las últimas semanas no se le ha visto mucho con su mujer y eso ha dado lugar a rumores. Según publica ABC, esta entrevista quizá haya sido una forma de admitir el error que ha cometido ante su esposa, que después del confinamiento se ha querido refugiar en su familia, ya que es muy extraño que Iker Casillas conceda entrevistas y más aún si es para hablar de su vida personal.

El ex portero habla de la crisis en su relación con Sara Carbonero

Según el deportista, Sara Carbonero necesitaba pasar días con los suyos en su localidad natal después de todo lo que ha vivido. Iker Casillas cuenta que con todo el tema de la pandemia, Sara Carbonero ha querido estar más cerca de su madre y de su hermana a las que está muy unida y dio la razón por la que no pudo acudir al entierro del abuelo de su mujer.

Asegura que era la final de la Copa de Portugal y que tenía que hacerse un test de coronavirus previo a entrar al estadio y además era el último partido con el equipo y tenía que estar.

Tras esto, asegura que no pinta nada más dentro del mundo del fútbol y que no le importa lo que piensen los demás. Después de los malos momentos vividos, ahora la pareja quiere dejar atrás sus años más difíciles y empezar de nuevo en la ciudad que le dado tantas alegrías.

Iker Casillas parece que va a regresar al equipo que le catapultó al éxito: el Real Madrid, aunque muy alejado de la portería. Para finalizar, Iker Casillas asegura que tanto a él como a su mujer la vida les ha dado una segunda oportunidad y la quieren aprovechar.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Parejas
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!