Rocío Carrasco y sus hijos, Rocío Flores y David llevan ocho largos años sin tener contacto. Mucho se ha especulado sobre los motivos que llevaron a la familia a distanciarse y sobre todo, a no mediar palabra alguna entre Carrasco y sus dos hijos, quienes por aquel entonces eran ambos menores de edad. No obstante, ha sido Amador Mohedano el encargado de dar algo de luz al episodio que habría sido la gota que colmó el vaso entre Rocío Flores y su madre hace ya ocho años en el domicilio familiar que ella compartía con Fidel Albiac. Concretamente, todo se habría debido a una pieza de fruta lo que generó una disputa entre madre e hija.

Madre e hija llevan ocho años sin hablarse por una pieza de fruta

Amador Mohedano se sentaba en Sábado Deluxe y confirmaba que Carrasco es el eje central por el que la familia está completamente rota. Una acusación que no fue la única, pues Gloria Mohedano también ha pedido un acercamiento entre madre e hija. De hecho, han sido numerosos los que han salido criticando duramente a Rocío Carrasco y se preguntan qué ocurrió hace ocho años para no volver a hablarse con sus hijos durante tanto tiempo. Fue precisamente María Patiño quien preguntó a Amador Mohedano por los motivos que llevaron a distanciarse madre e hija. Aunque en un momento se mostró dubitativo, finalmente lo contaba.

Amador Mohedano culpa a Fidel Albiac de interceder entre la madre y sus hijos

El tío de Rocío Carrasco confirmó que el detonante para dejar de hablarse durante ocho años madre e hijos fue una pelea entre Rocío Carrasco y su hija Rocío Flores por una pieza de fruta. El propio Amador lo califica de tontería pero más tarde, recrimina que Rocío Flores ya venía aguantando demasiado y cuando uno tiene hijos es de una manera, pero cuando no, la cosa cambia.

Con estas palabras, Mohedano confirmaba que Fidel Albiac habría jugado un papel importante para el distanciamiento entre madre e hijos, llegando incluso a ser pieza clave en los hechos.

El cambio de Rocío Carrasco desde que comenzó su romance con Fidel Albiac

Sin embargo, el propio hermano de Rocío Jurado considera que eso no es motivo para estar tantos años sin hablar con sus hijos, añadiendo que fuera lo que fuera, no era motivo para estar ocho años sin ver a sus hijos.

Pero esto no fue todo, pues tanto Kiko Matamoros como el tertuliano Antonio David Flores dieron más detalles sobre esta cuestión, culpando en parte a Fidel Albiac de la nula relación entre Rocío Carrasco y sus dos hijos, Rocío Flores y David. Y es que, Amador no se cortó en admitir que su sobrina cambió desde que comenzó su romance con Fidel Albiac, afirmando que antes era buena y simpática hasta que "alguien la abdució".

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!