Sara Carbonero, la periodista de "Deportes Cuatro" y esposa de Iker Casillas se encuentra en un momento de cambios. Tras pasar el peor año de su vida, cargado de malas noticias por su delicado estado de salud y el de su marido, Iker Casillas, ha regresado ahora al pueblo que la vio nacer, Corral de Almaguer. La presentadora de Mediaset fue intervenida hace un año de un Cáncer de ovarios y ha llevado una nueva etapa en la estricta intimidad durante su vida en Oporto, donde se mudó para estar cerca de su marido y sus dos hijos, pero también sufrió complicaciones de salud de su marido, pues el portero fue víctima de un infarto, que le ha alejado de por vida del mundo del Fútbol.

Pone rumbo a su pueblo en mitad de un rebrote

Ahora, el matrimonio formado por Iker Casillas y Sara Carbonero regresan a su España natal, pero hay un detalle que ha llamado la atención especialmente. La periodista, nacida en Corral de Almaguer, ha puesto rumbo a su pueblo natal nada más conocerse la noticia de un rebrote de COVID-19 por parte del consejero de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha. La esposa de Iker Casillas tiene una casa familiar en Corral de Almaguer, donde está pasando estos días de vacaciones y hay varios contagiados por un rebrote, algo que no le ha importado, pese a estar pasando la última etapa de su lucha contra el cáncer y considerarse persona de riesgo.

Sara tendrá que extremar la precaución por los rebrotes en Corral de Almaguer

Con el curso escolar de sus hijos acabado y numerosos planes familiares todavía por realizar, Sara Carbonero ha puesto rumbo a su tierra natal para disfrutar de sus familiares y amigos. Allí tendrá que mantener extrema precaución, pues Carbonero se trata de un paciente de riesgo.

La situación en Corral de Almaguer es, cuanto menos, delicada, pues el pueblo se encuentra viviendo un rebrote con varios ciudadanos infectados de Coronavirus, después de que el foco del mismo fuera en una fiesta con gente joven de Almaguer, donde nació la presentadora de Mediaset.

Las redes sociales se convierten en el escaparate de la vida de Sara

Pese a todo, Sara Carbonero ha puesto rumbo a su tierra natal y las redes sociales se han convertido en el escaparate perfecto, donde la periodista revela su día a día en el pueblo. Siestas en la hamaca, paseos con sus hijos y fiestas con amigos. No obstante, Carbonero no sólo expone lo bueno, pues también ha dado detalles de su lucha contra el cáncer. Fue hace apenas unas semanas cuando Carbonero publicaba su primera foto con el pelo corto, tras el tratamiento de quimioterapia, donde recibió multitud de mensajes de apoyo por parte de sus seguidores en redes sociales.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!