El hashtag #milabrazos es T.T. desde ayer por la noche cuando Mila Ximénez se sentó en el Deluxe, un mes después de declarar que tenía cáncer de pulmón inoperable y en pleno tratamiento de quimioterapia. Ya antes de su comparecencia y tras el anuncio de su regreso al ‘Deluxe’, las redes sociales se hacían eco, no entendiendo cómo ella que tanto criticó a Terelu por vender su Cáncer, estaba dispuesta a hacer lo mismo por dinero.

Telecinco bate el récord de enfermedades graves y curas milagrosas

La sombra de la duda vuelva a planear sobre Telecinco y esas enfermedades graves, que afectan a sus colaboradores y milagrosamente se curan de la noche a la mañana, mientras el resto de los mortales no solo sufre su acoso, sino que en muchos casos deben decir adiós a la vida.

Mila aseguraba en su intervención en ‘La última cena’ que no iba al ‘Deluxe’ a contar miserias ni a hacer drama.

Tras los parabienes de rigor, la colaboradora que decía haber pasado una semana en un yate con su amigo Jorge Javier Vázquez, refrescándose del calor veraniego con algún que otro Gin-tonic, dejó ir como sin darle importancia: ‘tengo metástasis en el hígado y en otras partes, una de las cuales es peor que las otras, pero no hay motivo de preocupación’. Según Mila, su oncóloga es optimista y le ha dicho que con el tratamiento adormecerán el cáncer: ‘El tratamiento va bien. Hay metástasis, pero según mi oncóloga lo vamos a dormir. Hay una zona más jodida, pero la estamos quemando. Me ha asegurado que no me voy a morir de esto’.

El hashtag #milabrazos se llenó con cientos de mensajes, ninguno de apoyo

Parece que ver a Mila diciendo que su cáncer no le viene ni de fumar, ni de ser una bebedora algo más que social, sino del estrés, que un bache emocional es peor que el cáncer, que en las sesiones de quimio se está divinamente tomando café y asegurando más o menos, que en peores plazas ha toreado, encendieron definitivamente a la audiencia, sobre todo a los que padecen esa enfermedad en carne propia o tienen algún familiar afectado.

Lo más sorprendente, vino al final de la entrevista moderada por María Patiño, cuando Kiko Matamoros con la cara llena de bultos y morados que dejaron a todos boquiabiertos, consecuencia de que su futura nuera, la médico estética Carla Barber le había pinchado de todo, horas antes de someterse a una recesión de vesícula, le entregó un aparatoso ramo de rosas y Patiño, hizo que colaboradora y reporteros se unieran a Mila, sin guardar la distancia de seguridad y sin mascarilla como muestra la foto de portada, a excepción del reportero José Antonio León, que si la llevaba.

Una enferma de cáncer pulmón con metástasis y con las defensas bajas al mínimo a causa del tratamiento contra el cáncer, rodeada de un montón de gente, dando ejemplo de lo que no se debe hacer y luego viene Telecinco con lo de ‘Doce meses, doce causas’. Flaco favor hizo anoche Mila Ximénez a los afectados de una enfermedad de tan graves consecuencias, que más que molestos, subían a Facebook y a Twitter sus indignadas opiniones.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!