Sofía Suescun (“Gran Hermano”, “Gran Hermano VIP” y “Supervivientes”), la experta en ganar realities de Telecinco y su novio Kiko Jiménez (“Mujeres y Hombres y viceversa”, “Supervivientes”, “Gran Hermano VIP”) han recibido una dura noticia, mientras estaban disfrutando de sus vacaciones en Ibiza: han entrado en su casa a robar e incluso, se han llevado su coche. Eso sí, gracias a una aplicación ya han sido capaces de geolocalizar el vehículo. Según ha relatado Kiko, ambos se percataron del robo, nada más llegar a casa después de pasar unos días de vacaciones en la isla de Ibiza. Al darse cuenta de lo que había sucedido, ambos se llevaron un gran disgusto y les cuesta asimilar lo que les ha pasado.

Kiko será uno de los cocineros del programa de Telecinco, 'La última cena', de este viernes

Además, en el caso de Kiko, el joven ex-tronista se enteró del robo en directo: Kiko Jiménez estaba realizando la compra del menú que llevará a cabo en “La última cena” junto a Rafa Mora, cuando alguien empezó a llamarle por teléfono sin parar: era su novia, Sofía Suescun. Ambos acababan de aterrizar en Madrid tras estar unos días de vacaciones en Ibiza y Kiko, aprovechando el tiempo, se fue directamente del aeropuerto hasta el plató de Sálvame en las instalaciones de Telecinco. Mientras tanto, Sofía se fue a casa. Pero, lo que la joven de Pamplona se encontró no era lo esperado: la casa estaba “abierta” y todas las cosas por el suelo. Se percató que les habían robado e, incluso, se habían llevado su coche.

Sofía estaba sola en ese momento (hay que recordar que su madre y su hermano están participando en el reality del verano de Telecinco, “La Caja fuerte”) y sufrió un ataque de ansiedad. Kiko, ante las cámaras de Sálvame, explicó que estaba con un disgusto increíble, estaba que no estaba.

Kiko se derrumbó durante el directo en el programa de la tarde de Telecinco ante la situación

Minutos más tarde de recibir la llamada, Sálvame (Telecinco) conectaba en directo con el propio Kiko, que en medio de los pasillos de un mercado municipal no podía evitar derrumbarse ante la noticia que acababa de escuchar. Según le había explicado Sofía, los ladrones se habían llevado todo lo que era de valor: dinero en efectivo, el vehículo, han hecho un agujero en la zona del baño, se han cargado la mayoría de los muebles… Y la pareja tenía cuatro gatos y no aparecen.

El joven no podía evitar las lágrimas y reconocía que lo estaba pasando muy mal por su novia. La joven le estaba llamando y escribiendo mensajes todo el rato. Estaba con una vecina y con una pareja de la policía en la vivienda.

Kiko no pudo evitar llorar ante las cámaras de Telecinco ante la situación que estaba viviendo su novia

Horas más tarde, Kiko se reencontró con su novia y la joven parecía más tranquila. Kiko volvía a entrar en directo en el programa de Telecinco y explicó que los ladrones se habían llevado dinero en efectivo, además de prendas de ropa y calzado de gran valor. Pero, sobre todo, lo que más le preocupaban eran los gatos de Sofía: a lo largo de la tarde habían aparecido tres de los cuatro felinos con los que compartían casa.

Y gracias a una aplicación, habían encontrado el vehículo que le habían robado gracias a la geolocalización y una grúa ya se estaba dirigiendo hasta la zona para recogerlo.

Sin duda, un duro golpe para la pareja que había vuelto a la capital madrileña con las energía renovadas tras unos días de vacaciones en la isla de Ibiza. Ambos habían dejado constancia, a través de sus redes sociales, de los días de sol, playa y auténtico lujo que habían vivido. La pareja, a pesar de todo lo que se dijo sobre ellos en “Gran Hermano VIP 7” dan rienda suelta a su pasión y no tienen problemas a la hora de demostrar lo enamorados que están. Y todo a pesar de que Sofía se pegó un pequeño susto por tomar demasiado sol sin usar protección.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!