A pesar de que las cifras en este tipo de concursos son bastante altas, los concursantes de “La Casa Fuerte" perciben un caché por semana muy inferior a las cifras que se suelen mover en otros realities de la cadena de Telecinco. Mediaset ha sorprendido siendo capaz de sacarse un reality de verano de la manga, una nueva apuesta por el tipo de formato que más alegrías le ha dado en los últimos quince años. En este caso, Telecinco ha apostado por “La casa fuerte”, el nuevo reality que se estrenó el pasado jueves con un total de siete parejas que van a luchar por lograr la mayor cantidad económica posible robando las cajas fuertes de sus compañeros en busca del gran premio final.

Telecinco ha apostado por un nuevo formato de reality para este verano tan extraño por el coronavirus

Pero no solo se llevarán el premio abultado de la final. Los concursantes de esta primera edición de un extraño reality de verano (que ha empezado con mantas y mucho frío en plena sierra de Madrid) Cada uno de los famosos que han aceptado participar en el mismo recibirán, un pellizco económico por cada semana que permanezcan en la casa. Un caché que, aunque cualquier persona diría que sí, no se acerca ni de cerca los cachés millonarios que han cobrado los participantes de algunos de los programas más seguidos de Telecinco, “Supervivientes 2020” o de la última edición de “Gran Hermano VIP 7”.

Los participantes de este nuevo reality de Telecinco estarían cobrando entre 1.500 y 3.000 euros a la semana

Tal y como se ha filtrado en algunos medios de comunicación, el caché de estos participantes oscilaría en una cifra entre los 1.500 euros y los 3.000 euros por cada semana que permanezcan dentro de la casa. Pero hay que ser mucho más cautos a la hora de hablar de cifras: otros “realities” que están mucho más asentados en la programación de Mediaset pueden ofrecer cachés más altos ya que saben que la audiencia está garantizada y esta nueva idea todavía necesita mucho recorrido para hacerse un hueco entre los telespectadores más exigentes de Telecinco.

Telecinco ha apostado por una lista de participantes muy dispar para la primera edición de 'La casa fuerte'

Sin duda, esta primera edición de la “La Casa Fuerte” se ha caracterizado por una serie de perfiles muy diversos (e inclasificables). Por ejemplo, la sin par Maite Galdeano llega a la casa acompañada de su hija Cristian Suescun (que fue de los primeros expulsados en la reciente edición de “Supervivientes 2020”), Yola Berrocal, Leticia Sabater, Labrador.

No podemos olvidarnos de la pareja formada por Fani y Christofer que, desde el estreno de “La isla de las tentaciones” han aprovechado y este es el tercer reality que han realizado en lo que va de año. La gran pregunta es si lograrán dar un pelotazo más para Mediaset o serán conejillos de indias en un formato que no cuenta con el apoyo de la audiencia.

En general, los cachés de los concursantes de “La Casa Fuerte” se posicionan muy lejos de los 80.000 euros cobrados por semana por la cantante Isabel Pantoja, en "Supervivientes 2019” o de los 30.000 euros cobrados por Rocío Flores por su participación en “Supervivientes 2020” . Yola Berrocal también estuvo en "Supervivientes", aunque llegó hasta a final y logró ser primera finalista de su edición (2016) llega a este reality con una imagen más alejada de la Televisión, aunque siempre tiene algo que gusta al público y sabe lo que es ganar un reality (“Hotel Glam”, en el año 2003).

Sin duda, podría ser uno de los pesos pesados de la edición. Un dato curioso: desde que entrara con su hija en “Gran Hermano 16”, Maite Galdeano, “La elegida de Dios”, no había aceptado ir a ningún reality. Hasta ahora. Por eso podría ser una de las que más cobre: tiene un sentido del humor muy particular, sabe llevar las cosas al límite y su peculiar personalidad puede provocar rechazo.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!