A todo el mundo le sorprendió que Ana María Aldón, mujer de José Ortega Cano y diseñadora que siempre ha optado por la discreción desde que entró en el clan familiar hace más de ocho años, decidiera concursar enSupervivientes 2020”. Pero, según la revista “Lecturas”, esta decisión tiene una razón clara que no tiene nada que ver con ser famosa o convertirse en un personaje por ella misma como aseguraban varios medios de comunicación.

Ortega Cano, estaría viviendo una etapa económica muy complicada. Ana María aceptó la oferta de Telecinco para poder salvar a su familia de una situación económica muy complicada y parece que va a peor: la ruina.

El torero Ortega Cano tendría parte de sus propiedades embargadas por las numerosas deudas que arrastran y no tendría nada de efectivo para hacer frente a sus gastos diarios.

Nadie se esperaba que Ana María fuera una de las grandes estrellas

Después de permanecer más de ocho años a la sombra de su pareja, el torero José Ortega Cano, la diseñadora ha sorprendido a los colaboradores de televisión por sus dotes como supervivientes, sus ideas claras y por tener claro que no tiene que proteger a Rocío Flores. Esta popularidad tiene su lado negativo: vuelven a surgir las voces que señalan que la relación entre los Ortega Cano y los Aldón no es tan buena como intentan mostrar en público.

Lecturas” asegura tener fuentes fiables que avalan la idea de que la diseñadora ha decidido hacer una pausa en su día a día (es profesora de patronaje en una escuela y su vida gira alrededor de tres pilares: su marido, su hijo y el amor por el diseño) en un intento de salvar el patrimonio que todavía le queda a su marido.

Hace un año sonaron las alarmas: el torero Ortega Cano no estaba pasando por su mejor momento económico, aunque en aquel momento se negó que la situación fuera tan mala.

Ahora, con testimonios que dejan claro que la situación de la familia no es buena, queda claro que Ana María tomó esta decisión ante la complicada situación familiar. Una verdad que, seguramente, va a escocer mucho a Ortega y a los miembros de su familia que, desde hace años, evitan que sus trapos sucios salgan a la luz.

Desde el principio de “Supervivientes 2020” varios colaboradores señalaron que Ana María no lo tuvo fácil en la familia pues ha sufrido una gran cantidad de desprecios por parte de su familia política.

En “Volverte a ver”, Gloria Camila habló sin tapujos sobre sus recelos hacia una joven frutera que empezó una relación con su padre casi a escondidas y se quedó embarazada a los pocos meses.

Gloria reconoció que tuvo a Ana entre ceja y ceja, no sabía con qué tipo de intenciones se había acercado a su padre. Pero, hoy en día, la diseñadora le ha demostrado que ha estado siempre que la familia lo ha pasado mal, estuvo al lado de su padre en el momento más duro de su vida y le ha dado lo más bonito que tiene en su vida: su hermano pequeño, José María.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!