Adara se sentaba en "Sábado Deluxe" para dar explicaciones sobre su mediática ruptura con Gianmarco Onestini, el italiano del que se enamoró en "Gran Hermano VIP" y que ha abandonado el hogar que compartían en plena cuarentena. La entrevista con Jorge Javier Vázquez ha transcurrido con normalidad, Adara se mostraba muy segura de sí misma y ha aclarado todo el proceso de ruptura con Gianmarco. Sin embargo, la tensión ha aumentado cuando los colaboradores han comenzado a preguntar.

Kiko Matamoros ya ha manifestado en numerosas ocasiones, que no le da ninguna credibilidad a las palabras de Adara, desde que apareció en Televisión.

De hecho, sus preguntas han sido las más duras de la entrevista, lo que ha provocado que ambos cayeran en la descalificación y los reproches personales: Adara ha terminado nombrado a Marta López, la pareja de Kiko Matamoros desde hace un año, y el colaborador le ha pedido que guarde silencio, mientras el programa se iba a publicidad.

Marta López interviene por teléfono y le recomienda a Adara que lea y estudie

Jorge Javier Vázquez daba paso a una llamada telefónica, que cambiaría el transcurso de los acontecimientos. Marta López ha querido intervenir en "Sábado Deluxe" y pedirle a Adara, que no le nombre para defenderse de las acusaciones, que le hace Kiko Matamoros.

Las dos chicas se han enzarzado en una discusión, mientras Marta le acusaba de ser la protegida de Telecinco y le recomendaba que hiciera cosas como leer y estudiar.

Adara le reprochaba que interviniese por teléfono para llevarse un minuto de gloria; sin embargo, Marta ni ha podido despedirse, ya que la situación se ha caldeado en plató, entre Matamoros y Molinero.

Kiko Matamoros ha vaticinado a Adara que le quedan 3 telediarios en la televisión, y ha insinuado que no tiene otro oficio, ya que fue despedida de la compañía aérea en el que trabajó como azafata, antes de entrar en "GH 17".

Adara ha desmentido al colaborador, asegurando que fue ella la que decidió abandonar aquel trabajo y mostrando total tranquilidad, ante la posibilidad de que su presencia en televisión se acabe.

Kiko Matamoros le pregunta por la custodia y Adara abandona el plató entre insultos

El giro de los acontecimiento ha llegado cuando Kiko Matamoros ha acusado a Adara de ser una mentirosa compulsiva y ha comenzado a contar los datos que tenía sobre la custodia del hijo, que tiene con Hugo Sierra.

Adara se ha puesto muy nerviosa, se ha levantado de la silla del "Deluxe" y ha salido con mucha prisa de plató, entre gritos e insultos hacia el colaborador: "No, no, no, no entro ahí. La custodia de mi hijo no, ni mi hijo, tampoco. ¡Mi hijo, no!"

Adara sufre un ataque de ansiedad

Tras abandonar el plató, Omar Suárez ha subido hasta el camerino en el que se encontraba Adara y se ha podido escuchar el tremendo ataque de ansiedad, que estaba sufriendo la invitada.

Ante los gritos de Adara, Jorge Javier Vázquez ha tenido que cortar la conexión con Omar y ha anunciado que Adara estaba siendo atendida por los médicos de Telecinco.

Al regresar a plató, Omar ha contado que nunca había visto a nadie en ese estado.

Durante un corte publicitario, María Patiño se ha acercado a la enfermería para interesarse por el estado de salud de Adara, y ha confirmado que seguía muy nerviosa, pero que estaba hablando con la psicóloga para tratar de rebajar su ataque de ansiedad. El programa ha decidido dejar el tema e informar a los espectadores más tarde, cuando la invitada se encontrara mejor.

Adara regresa al plató más tranquila y pide disculpas

Han tenido que pasar unos minutos, para que Adara pudiera sentarse de nuevo con Jorge Javier Vázquez. La madrileña estaba visiblemente afectada y se ha roto a llorar por lo ocurrido, afirmando que está sufriendo mucho en estos meses de exposición pública y ha confesado que Kiko Matamoros le ha dicho fuera de cámaras: "te vas a asustar".

El presentador ha querido poner un punto de conciliación, y cree que Adara ha malentendido las intenciones del colaborador; finalmente, Adara ha pedido perdón por abandonar el plató.

En la mesa de "Supervivientes", Kiko Matamoros ha lamentado el ataque de ansiedad de Adara, entendiendo que su estado psicológico no es el apropiado. Sobre el insulto, dice que no se lo tiene en cuenta, que ha sido un momento de calentón que puede tener cualquiera y ha querido aclarar que no tiene ningún tipo de animadversión hacia Adara, únicamente hace su trabajo como colaborador.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!