Belén Esteban, por fin, ya puede entrar en su casa. Hoy, 5 de marzo, Toño Sanchís ha tenido que abandonar la que fue su vivienda familiar ante la presencia de varios miembros de la Guardia Civil. El ex-representante de alguno de los famosos más importantes del país (entre ellos, la propia colaboradora de “Sálvame”) ha tenido que abandonar la que fuera su vivienda familiar a lo largo de los últimos años después de que la propia Belén Esteban la comprase en subasta pública.

Ha llegado el día que Toño Sanchís nunca quiso que llegase y que tanto estaba deseando Belén Esteban

Tras intentar apurar todos los plazos posibles al máximo, el que fuera representante de Belén Esteban ha tenido que abandonar la que fuera su vivienda a lo largo de los últimos años.

El plazo otorgado por el juzgado al ex-representante terminaba hoy mismo, a las diez de la mañana, y Toño Sanchís no ha querido acabar con todo antes de llegar a este punto.

Esta misma mañana, después de una lucha mediática y judicial que duraba varios años, el ex-representante ha tenido que salir de su vivienda a primera hora de la mañana, ante las cámaras de televisión que estaban esperando el momento, poco antes de que una pareja de la Guardia Civil llegase a las inmediaciaciones de la vivienda. De esta manera, se acaba la espera de la colaboradora de “Sálvame” para entrar en su propiedad y se cierra el último capítulo de la lucha entre Belén y su ex-representante.

Belén espera poder vender la casa

A Toño no le ha quedado otra que abandonar la vivienda que es propiedad de Belén Esteban. A pesar de que el que fuera representante de famosos intentó, en todo momento, alargar lo máximo posible los plazos legales, hoy día 5 de marzo vencía el plazo otorgado por el juzgado para que Sanchís desalojase, por las buenas o por las malas, la que fuera su casa durante varios años y que, tras adquirirla en una subasta pública, es propiedad de su archienemiga, Belén Esteban.

Un trance al que nunca hubiera pensado tener que llegar con una persona a la que consideraba hermana.

A primera hora de la mañana, las cámaras captaban a Toño Sanchís salir de su domicilio con semblante muy serio y de preocupación. De esta manera, termina una guerra judicial y mediática que ha durado varios años y que el representante ha intentado retrasar lo máximo posible, sin lograrlo.

Minutos después de que el representante abandonase la casa, una pareja de la Guardia Civil se acercaba hasta las proximidades de la vivienda para poder comprobar que el desahucio llevaba el curso esperable por todos. Desde esta mañana, la colaboradora de “Sálvame” ya puede llevar a cabo sus intenciones con la casa: vender la vivienda y cubrir la deuda que el representante tiene con ella.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!