Rocío Flores vivió una gala deSupervivientes 2020” cargada de emociones. No solo logró ser salvada por la audiencia (algo que no se esperaba), también se rompió al recordar a su madre, Rocío Carrasco, con la que no se habla desde hace varios años.

Todo se inició cuando Jorge Javier Vázquez le planteó la posibilidad de que la joven hubiera hablado de más con sus compañeros sobre su familia, se hubiera desahogado sin darse cuenta de que las cámaras le estaban grabando.

Rocío Flores no contuvo las lágrimas al hablar de Rocío Carrasco

Y es que la joven no pudo evitar las lágrimas al escuchar el nombre de Rocío Carrasco durante la tercera gala de la edición de “Supervivientes 2020”.

El simple hecho de que Jorge Javier hiciera mención a la hija de la cantante Rocío Jurado, en pleno directo, fue suficiente para provocar que la joven acabase con los ojos empañados y bajando la cabeza en un intento para que las cámaras no la grabasen.

Cristian Suescun ha sido capaz de lograr lo que muchos telespectadores estaban esperando: que el gran fichaje de “Supervivientes 2020”, Rocío Flores, hablase de su familia. Más específicamente, que hablase sobre la relación con su madre. Y así ha sido.

Ha sorprendido al asegurar que quiere ser madre dentro de poco

Una pregunta inocente por parte del hermano de Sofía Suescun ha conseguido que la nieta de la cantante que pasó a la historia como “la más grande” acabase hablando de su relación con la mujer de su padre, Olga, que es una persona muy especial en su vida y en la de su hermano David con el que ha vivido muchas cosas y del que le cuesta mucho separarse y de su madre, a la que no ve desde hace casi una década.

Y ha soltado un verdadero bombazo: a Rocío Flores le gustaría ser madre en poco tiempo. Primero sería acabar los estudios de nutrición que está realizando y después, ser madre.

Jorge ha querido aprovechar estas declaraciones por parte de la joven para saber más sobre su no-relación con su madre, Rocío Carrasco.

Por ejemplo, si la joven pensaba si su madre, aunque fuera por curiosidad, estaría viendo el programa. La respuesta de la joven, casi llorando, fue que aunque le doliera en el alma, siendo sincera, su madre ya dio una respuesta en su momento (en clara alusión a una contestación a una reportera sobre si vería el programa, Rocío preguntó si se emitía en Netflix, dejando claro que no tenía ningún interés en ver a su hija en televisión).

Después, Jorge le preguntó si le gustaría que su madre la estuviera viendo. La joven, ya casi con lágrimas en los ojos, dijo que claro, no sabía, pero que ya daba igual, que era mejor dejar el tema... La joven de 23 años bajaba la cabeza e intentaba que las cámaras no captaran sus lágrimas, mientras el público desde plató rompía a aplaudir desde Madrid.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!