Durante la tercera gala del ya famoso programa Supervivientes 2020, se dispuso un juego de recompensas, como bien ya nos tienen acostumbrados, en el cual enfrentaban los "siervos" y los "mortales". La conductora Lara Álvarez presentaba la gala de juegos donde el efecto dominó jugaría un papel fundamental.

Consignas del juego

La consigna era la siguiente: los participantes del juego debieron colocar piezas de dominó, sorteando dificilísimos obstáculos. Básicamente, debían apoyar las piezas sobre una superficie muy sensible, capaz de desarmar todo lo creado con un mínimo movimiento. Ganarían quienes lograran apoyar las piezas de manera correcta y así se lograra el efecto dominó buscado.

El equipo de los siervos, en el que se encuentra Ana María Aldón, estaba llegando a su punto álgido con casi todas las piezas bien ubicadas cuando, por una pérdida en el equilibrio por parte de la mujer de Ortega Cano, se cayeron todas las piezas. Por otro lado, los mortales, se encontraban bastante más lejos de estos resultados. En el momento de la caída, Lara lanzó un grito lamentándose: "Madre mía, los siervos casi lo tenían. Veremos qué ocurre con los mortales".

Los siervos expresaron en sus caras todo lo que no dijeron. Es que realmente estaban a punto de lograrlo. Aunque no le recriminaron a su compañera el fallo. La diseñadora apenada dijo: "Lo siento por mis compañeros, he metido la pata".

A lo que Jorge Javier Vázquez respondió tratando de animar a la concursante: "Estas cosas pasan cuando uno juega, si no se juega, tampoco se arriesga y nada pasa". Desde el plató, Gloria Camila aplaudía esta reacción: "Me he quedado, ha sido una metedura de pata, pero podía pasar. Está bien que sus compañeros la apoyen, fue un error, a cualquiera le puede suceder".

Las redes ardiendo en comentarios

En las redes sociales, algunos seguidores han levantado sus voces al respecto del fallo de Ana y de la decisión de brindarles la victoria al grupo de los mortales, advirtiendo que hubo "tongo" y que no fue justo ese desenlace.

Ante esto, surge la siguiente pregunta: ¿Por qué si la conductora se pasó diciendo durante toda la gala, que solo se conseguiría la victoria logrando el efecto dominó, una vez colocadas todas las piezas del grupo de los siervos, no se llevó a cabo dicho efecto?.

Además, los mortales, así como tenían dispuestas las fichas, no hubieran logrado el efecto esperado.

Por lo tanto y según algunos televidentes, la prueba no fue finalizada, siendo un fraude el resultado. Con todo esto y aún habiendo "tongo" o no, fueron los mortales quienes llegaron a comerse la mega tortilla de patata que se lucía al final del túnel, como quien dice.

Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!