Una de los personajes más conocidos de “Crónicas Marcianas”, Carmen de Mairena, falleció ayer por causas naturales. A pesar de ser considerada una friki, en realidad, era una artista e icono del colectivo LGTBI que se convirtió en una figura histórica en la lucha. Durante años, se ganó la vida como artista y vedette, lo que hizo que se convirtiera en una persona muy popular en toda la ciudad de Barcelona. Carmen de Mairena se convirtió en una de las transexuales más conocidas de España gracias a sus intervenciones en programas de gran éxito en su momento como fueron “Al ataque” o el famoso “Crónicas Marcianas”.

El anuncio de su fallecimiento se ha hecho a través de su cuenta de Instagram

En la cuenta de perfil de Instagram de la artista había un mensaje que ninguno de sus seguidores se esperaba; tanto sus familiares como amigos más íntimos querían dar las gracias por todos los mensajes de apoyo y de cariño que ha recibido en las últimas horas por parte de todas las personas que la querían y que se habían acordado de ella durante estos últimos tiempos.

Carmen se ha marchado llena de amor, muy cuidada y mimada por todas aquellas personas que le rodeaban y por las personas que más quería.

Desde ayer brilla una estrella más, una de una mujer luchadora, fuerte, libre y valiente, que ha sido y siempre será icono del colectivo LGTBIQ, siempre luchando por dar visibilidad y por lograr los derechos de este colectivo, incluso, en las épocas más difíciles y duras. Carmen ya se ha convertido en un mito y en parte de la historia de España.

A pesar de que se hizo muy popular gracias a su paso por “Crónicas Marcianas”, en realidad, Carmen de Mairena era un pionera en el mundo del transformismo.

Se hizo muy popular tras llevar una vida llena de penurias y pobreza aunque nunca dejó de defender los derechos del colectivo LGTBIQ+. Además, había sido cupletista y había hecho algunos pequeños papeles como actriz.

A pesar de la confusión inicial, su fallecimiento no tiene absolutamente nada que ver con el coronavirus

Su época dorada, después de pasar una época muy dura por culpa del franquismo, llegó con las entrevistas en Televisión que le hicieron Jesús Quintero y Javier Cárdenas en los años noventa.

Su popularidad en la pequeña pantalla fue el gran trampolín que necesitaba para llegar al gran público y su agenda se llenó de bolos por todo el territorio español, lo que le permitió vivir su última etapa con bastante dignidad. Sus últimas intervenciones en la pequeña pantalla fueron en “El intermedio” (LaSexta) donde la artista llevó a cabo varios sketches demostrando su gran sentido del humor.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!