Joshua se convirtió en el ganador de la tercera edición de 'Maestros de la costura' tras ganar a Begoña en un ajustado duelo final, donde ambos tuvieron que confeccionar un vestido de gala. La sencillez, la sensualidad, el brillo y el uso de la pedrería del vestido negro del canario hizo que se llevara el gato al agua; superando el dos piezas en color blanco que había confeccionado Begoña.

El canario no solo se lleva la satisfacción de haber sido el mejor aprendiz de la edición, si no que se embolsa la cantidad de 50.000 euros, el maniquí de oro y un curso de Diseño de Moda en el Centro Superior de Moda de Madrid.

Los jueces de programa no pudieron sacar una pega al vestido confeccionado por Joshua: Lorenzo Caprile valoraba la dificultad del trabajo de pedrería, Palomo Spain admiraba el gran conocimiento del canario del cuerpo de la mujer, y María Escoté se decantaba por los detalles finales que Joshua había insertado en el cuello y en las mangas.

Se cumplieron los sueños de Joshua

La emoción de Joshua se trasladaba a algo que llevaba consigo: un diario en el que había escrito sus pensamientos durante el transcurso del programa. Muy emocionado, leyó la página del primer día de concurso, donde afirmaba que los sueños se cumplen. Finalmente vio sus sueños cumplidos cuando apareció en el taller de costura la modelo África Peñalver luciendo el vestido que había confeccionado para coronarse como ganador.

Tras conocerse su victoria, Joshua subió a su Instagram un storie muy emocionado, llorando, mientras mandaba un mensaje a todos los seguidores del programa de costura: "Muchas gracias por lo que estoy leyendo, estoy flipando ahora mismo, todo lo que está pasando me parece súper fuerte".

Un duelo de altura

Durante la prueba de duelistas, se pudo ver la sana competitividad y el compañerismo de los dos finalistas, Joshua y Begoña. El ambiente del taller también acompañaba con la entrega y el apoyo mostrado por el resto de aprendices eliminados de 'Maestros de la costura' y los familiares de los finalistas, algunos de ellos muy emocionados, como Cesárea, la madre de Begoña que no pudo aguantar las lágrimas al ver que los conocimientos en costura que había enseñado a su hija le habían llevado tan lejos.

La historia del traje de Begoña también emocionó a todos los presentes, se decantó por hacer dos piezas, un abrigo y un vestido, representando el abrigo todos los pesos que la vida ha puesto sobre ella; y el vestido, la sencillez y la pureza de ella misma cuando se quita todo el peso de encima y se convierte en una mujer capaz de todo.

'Maestros de la costura' consigue la final más vista de su historia

El talent presentado por Raquel Sánchez Silva se coronó como líder de la noche con un seguimiento del 16,9% de cuota de pantalla y 2.315.000 espectadores. Con esta cifra, consiguió la final más vista de sus tres ediciones, superando el 16,6% de la primera temporada y el 11,5% que anotó la segunda.

Con estas cifras, la entrega que otorgó el maniquí de oro a Joshua es la segunda emisión más seguida de la historia del programa, solo superada por el estreno de la primera edición que logró atrapar en 2018 a 2.350.000 espectadores y un 17% de cuota de pantalla.

La cuarta edición, más cerca que nunca

La tercera temporada de 'Maestros de la costura' se ha superado a sí misma, al lograr una mejora de audiencia considerable con respecto a la segunda edición, y acercarse a los registros que consiguió la primera entrega. Su media ha sido del 13,4% de share y 1.525.000 espectadores, aumentando su alcance en 1,7 puntos con respecto a la anterior entrega.

La renovación del formato de Shine Iberia por una cuarta temporada parece estar más cerca que nunca con estos datos.

El programa se ha quedado muy por encima de la media de La 1 en estos meses de emisión, que ha oscilado entre el 9 y el 10% de cuota. Además, se ha erigido como el formato con mejor cuota de la cadena pública, por encima de 'Operación triunfo'.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!