Adara y Gianmarco han decidido ser claros el uno con la otra y se han dicho, a la cara, todo aquello que odian el uno de la otra y viceversa. La pareja, que está viviendo una especie de luna de miel desde que iniciaron su noviazgo tras “El tiempo del descuento”, ha puesto a prueba su amor tras pasar la friolera de 14 días metidos en casa. Desde que se conocieron en “Gran Hermano VIP 7”, la pareja no ha perdido ni complicidad ni pasión desde que se conocieron en la mediática casa de Guadalix de la Sierra en “Gran Hermano VIP 7”.

Una historia de amor que fue seguida por millones de seguidores

Están a punto de cumplir su segundo mes de noviazgo y la pareja ha querido celebrarlo, sin poder dejar de besarse o mirarse, desde el propio salón de su vivienda en la capital madrileña, con un vídeo en la plataforma MTMAD en el perfil de la ganadora de “Gran Hermano VIP 7”.

La pareja ha querido responder a todas las preguntas sobre su relación.

Por ejemplo, ¿qué sintieron cuando se dieron su primer beso? ¿cómo celebraron su primera cita fuera de la casa de Guadalix de la Sierra? ¿quién fue el primero en decir “Te quiero”? ¿qué es lo qué odian de su pareja? ¿tienen planes de futuro?

Ambos no dudaron en recordar lo difícil que fue el comienzo de su relación

Estaban sintiendo algo que no se puede describir con palabras. Ha sido todo muy complicado, pero lo importante es que ahora están aquí, quiso recordar el modelo italiano. Y no han dudado en recordar que mereció mucho la pena todo lo que tuvieron que pasar y este tiempo de nuevo “encerrados”, aunque sin cámaras, les ha permitido conocerse todavía más, les ha venido muy bien.

Pero, como en cualquier convivencia, también aparecen diferencias que no son fáciles de conciliar. Adara señaló que Gianmarco le quita importancia a cosas que para ellas son muy importantes y eso le molesta. Para el italiano, lo peor de convivir con Adara es que es muy “ordenada” cuando él es un poco más desordenado y si deja algo fuera de su sitio, ella ya está detrás diciéndole que lo recoja.

La madrileña ha querido dejar claro que no hay ningún tipo de problema entre ambos y se entienden a las mil maravillas

Durante los 10 minutos que dura el mencionado vídeo, la pareja no deja de darse un número infinito de besos y muchas muestras de cariño. Y lo que están haciendo durante horas, sin duda, es besarse.

Según Gianmarco, cada vez que se besan es como si fuera la primera vez. El sentimiento es tan fuerte que cuando la mira, se derrite. Se lo dice siempre.

Ella no podía dejar de sonreír y llegó a bromear con la idea de que acabaran con los labios desgastados. Sin duda, su imagen no puede ser más feliz y de dos enamorados tras dos meses juntos y casi 15 días encerrados en casa de Adara debido al confinamiento decretado por el estado de alarma.

Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!