Diego Matamoros se ha dado cuenta que ha metido la pata y ha querido rectificar y pedir perdón a su ex-mujer, Estela Grande, tras sus últimas salidas de tono en los platós de Mediaset. Sobre todo, después de lo que sucedió durante el polígrafo de programa “Sábado Deluxe”, ya que, varios días depués se ha dado cuenta que el tono no era el acertado ante la situación actual de la pareja.

Después de la exclusiva en la revista Lecturas en la que Estela Grande aseguraba estar en tratamiento psicológico después de vivir cosas muy duras con su familia política, Diego Matamoros quiso sentarse en “Sábado Deluxe” y dar su versión a través del polígrafo.

El hijo mayor del colaborador deSálvame”, Kiko Matamoros, ha reconocido que ha perdido la friolera de 17 kilos tras todo lo que ha vivido y tras tomar la decisión de separarse de la ex-concursante de Gran Hermano VIP 7”. A lo largo de su intervención, Diego sorprendió por la frialdad con la que trataba el tema y quiso poner una especie de barrera con todo lo que tiene que ver con la ruptura de la pareja.

Diego admite que su actitud en el polígrafo de "Sábado Deluxe" no era la adecuada

Tanto su actitud como la manera con la que se ha dirigido a su ex-mujer no le ha gustado absolutamente nada a la ex-concursante de “ GH VIP y El tiempo del descuento” y Diego ha querido pedir perdón de manera pública.

El joven visitó el plató de “Sálvame” para asegurar que no estaba orgulloso del polígrafo que había hecho. Quiso pedir perdón por su tono durante la entrevista, cree que no fue nada acertado y sabe que a Estela le ha molestado mucho. Todas las personas cometen errores y solo puede pedir disculpas por su actitud.

La reconciliación de momento es imposible

Ambos solo son capaces de reprocharse cosas y los ataques por parte de KIko Matamoros a la modelo tampoco ayudan a la hora de que la pareja pueda volver a estar junta. El tertuliano ha vuelto a dejar claro que hay muy poco feeling con quien fue su nuera y no entiende la razón por la que su hijo se arrepiente de decir ciertas cosas.

Kiko no entiende a que viene este arrepentimiento, ya que considera que no ha pasado nada tan grave en “Sábado Deluxe” ni su hijo dijo nada tan grave como para que Estela se enfadase o se sintiese dolida.

Diego ha querido explicar que determinados comportamientos que ha tenido a lo largo de estos días le han dolido, y mucho, a Estela. Por ejemplo, que Diego se riera en ciertos momentos de la entrevista o que no la defendiera de los ataques constante de su padre. Por eso, el joven se arrepiente de su tono durante la entrevista, además de admitir que utilizó palabras que duelen.

Por decir esto, su padre no ha aguantado más y ha estallado dejando claro que nadie le va a parar los pies, ni siquiera su propio hijo.

El colaborador tiene claro que su hijo no tiene que corregirle ni pararle los pies en nada.

Sigue la página Sálvame
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!