Sandra Barneda no puede negar que está muy preocupada por el estado de salud de su pareja, la colaboradora de Mediaset Nagore Robles, que tiene síntomas del COVID-19 y por eso ha dejado de asistir a los platós de Telecinco.

La pareja formada por Sandra Barneda y Nagore Robles no está pasando su mejor momento. Justo cuando habían decidido darse una segunda oportunidad, la pareja está haciendo frente a la posibilidad de que Nagore esté infectada por COVID-19. Tras vivir una ruptura el pasado mes de septiembre, ambas han recibido un duro golpe que les complica muchísimo la situación: Nagore ha tenido que dejar su trabajo como colaboradora de Mediaset después de presentar una serie de síntomas que son compatibles con el COVID-19.

Justo cuando la pareja había vuelto y querían recuperar el tiempo perdido, el coronavirus las separa

Esto ha provocado que ambas tengan que estar separadas, cuando estaban más juntas que nunca e intentando recuperar el tiempo que habían perdido. El motivo de esta separación no es otro que la pandemia que está viviendo medio mundo y que ya ha infectado a unas 20.000 personas solo en el territorio español.

Hace unos días, a través de su perfil en redes sociales, Nagore Robles explicaba, a través de varios vídeos, cómo se sentía, explicando su estado de salud.

Una confesión en la que explicaba que tenía asma (lo que la convertía en un grupo de riesgo en el caso del Coronavirus) y que le había provocado mucho miedo a la hora de salir a la calle, puesto que le tenía mucho miedo a la hora de contagiarse.

Nagore Robles ha explicado en un vídeo los síntomas que sentía

Por otro lado, la de Basauri reconoció que le dolía un poco la cabeza y la garganta, además de sufrir problemas vinculados al asma… La colaboradora intentaba mostrarse tranquila, sentada en el sofá de su sofá, con ropa cómoda de andar por casa y con el pelo medio recogido.

Desde que inició estos síntomas, la colaboradora tomó la decisión de no volver a los platós de Mediaset.

Una durísima revelación que Nagore ha intentado hacer de manera que sus seguidores (más de un millón de followers) no estén muy preocupados. Por precaución, aunque no pasa nada grave, decidió no ir al plató de “Mujeres y hombres y viceversa”. No quería que sus seguidores, al no verla en el plató, se preocupasen.

Un delicado estado de salud que, por el momento, la colaboradora cree que es consecuencia de haber cogido frío en el plató de televisión, el otro día.

Ante esta complicada situación, y confinada en su vivienda en la ciudad de Madrid por orden expresa de las autoridades sanitarias, a la presentadora no le queda otra que estar alejada de su novia y mantener el contacto con ella por otros medios, revisar sus redes sociales y descargar toda su rabia a través del ejercicio que hace en casa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!