Ayer fallecía el marqués de Griñón, Carlos Falcó, muy conocido en los medios de comunicación por ser el padre de la ganadora de “Masterchef Celebrity”, Tamara Falcó. El aristócrata y empresario del sector vinícola ha fallecido por culpa del Coronavirus en un hospital privado de la ciudad de Madrid donde llevaba varios días ingresado.

El empresario llevaba dos días ingresado tras dar positivo en el test de coronavirus

El marqués de Griñón llevaba varios días recibiendo tratamiento en el conocido hospital del centro de Madrid,Fundación Jiménez Díaz” después de dar positivo en el test del COVID-19.

Aunque sus familiares no esperaban este final tan repentino; pero, finalmente, el empresario ha perdido la vida a los 83 años de edad -los había celebrado este mes de febrero- por culpa de una neumonía que fue producida por una complicación derivada por el COVID-19. Solo unas horas antes de su fallecimiento, su hija más conocida por la audiencia, la mediática Tamara Falcó, le había mandado un precioso mensaje a través de las redes sociales.

Una imagen en la que aparece la propia Tamara de niña junto al marqués…Una fotografía que según las propias palabras de la diseñadora describe a la perfección su relación con su progenitor.

Un imagen subida a las redes sociales de Tamara Falcó a pesar de que el Día del Padre ya había pasado y donde se puede ver a una pequeña Tamara sostenida por su padre en brazos y ambos aparecen muy sonrientes mirándose a los ojos. La joven escribía un mensaje explicando que su padre se entera de todo lo que hace, por lo que quiere decirle que le quiere y que el marqués es el mejor padre que nunca podría haber deseado.

Carlos Falcó destacó por su pasión por la industria del aceite y del vino

Nació en el año 1937 en el histórico Palacio de las Dueñas, en Sevilla, que hoy en día es propiedad del actual duque de Alba. A lo largo de su vida tuvo una relación muy especial con el campo que era su gran pasión. Todas las personas que llegaron a conocer al aristócrata aseguraban que era un apasionado del aceite de oliva y del vino, un gran señor y un caballero de los de antes.

Y no solo por formar parte de una de las familias de mayor historia en la nobleza patria, también por su trato elegante con todo e mundo, su talante liberal y muy abierto, su honestidad a la hora de hablar, su cultura y su vocación totalmente europeísta. Y también se caracterizaba por ser un hombre con un gran sentido del humor y muy bondadoso.

Falcó fue un hombre de mundo: siendo muy joven terminó sus estudios en ingeniería agrónoma en la prestigiosa Universidad de Lovaina. Después se fue a California, junto a su primera mujer, Jeannine Girod, para poder estudiar los métodos de agricultura que se realizaban en Norteamérica.

En aquel momento, California era al centro del pacifismo por parte del movimiento hippie y la gran oposición de la sociedad a la dura guerra de Vietnam.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!