Hay Parejas que perduran a base de respeto, amor y confianza. Otros tienen relaciones con los que llaman sus mejores amigos o confidentes. Y después hay quienes anteponen cualquiera de las anteriores solo para llenar sus cuentas bancarias, este parece ser el caso de Gonzalo Montoya y Susana Molina, participantes del reality La Isla de las Tentaciones.

Según reseña, El Televisero, el romance entre ellos surgió en la edición 14 de Gran Hermano, lo que los convirtió en una de las parejas más comentadas de la Televisión, tanto así que ahora después de seis años de noviazgo, empiezan a salir a la luz algunos de sus secretos mejor guardados.

Gran Hermano les sigue pasando factura

Esta vez, quien ha destapado la polémica es Desi, ex compañera de ambos en Gran Hermano, al confesar que el único motivo que mantiene a la pareja en pie son sus intereses económicos. Desi ha declarado que la pareja no ha tenido que ir a la Isla a probar si alguno podría serle infiel a otro, pues esto ya ha pasado y en numerosas ocasiones.

La ex concursante ha definido a Gonzalo como un hombre conflictivo que “le ha puesto mil veces los cuernos a Susana”.

Gonzalo demuestra su apatía por Susana

Ante el público, Montoya ha puesto en evidencia lo que piensa sobre su novia, la mujer con la que ha compartido su vida los últimos años. La describe como poco sociable, insegura y “Pokemón” lo que dejó a muchos atónitos. Dijo preferir salir solo con sus amigos de fiesta hasta las 7:00 AM que con su pareja. Después de esto fue tildado de machista, misógino y demás calificativos negativos.

En su momento esto fue un golpe duro para Susana, quien admitió que incluso llegó a mudarse a Andalucía solamente por ir tras él.

Susana usa su último recurso

Luego de que el escándalo de los intereses económicos e infidelidades pasadas, algunos se plantean que tal vez su paso por la Isla fue solo una excusa para terminar de romper lo que ya estaba roto.

Aún así mientras duró el concurso, ambos confesaron extrañarse en varias oportunidades.

Gonzalo incluso dijo sentir miedo de que ella se enamorase de otro, como Lewis, un chico del que fácilmente podría enamorarse y sentir lo mismo que en algún momento llegó a sentir por él. Cuando Susana escogió al surfista se lo tomó con mucha rabia, pues no esperaba que escogiera "al chico más guapo de todos".

Aunque las grabaciones del reality ya han terminado, ninguno ha podido pronunciarse públicamente sobre su situación actual. Han tenido que respetar las políticas del programa. Sin embargo, han eliminado todas las fotos en las que aparecían juntos en sus redes sociales, una señal que ha sido interpretada por sus seguidores como una separación definitiva.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!