Meghan Markle ha visto como tomar la decisión de abandonar la familia real británica tiene un precio: todo tipo de rumores falsos donde ella es la peor parada, teniendo que defender a su madre ante los taques de su propio padre y de algunos medios de comunicación. Pero, a pesar de todos los obstáculos que se están encontrando, en su intento de reiniciar su vida en Canadá, los Sussex intentan apostar por el positivismo con el objetivo de logra la tan deseada paz.

En cualquier caso, la pareja se niega a abandonar el optimismo en su día a día

Mientras Meghan Markle y el príncipe Harry intentan asentarse e iniciar una vida mucho más tranquila en Canadá, lejos de la presión de los medios de comunicación, parece que los paparazzis no se lo van a hacer fácil. Desde su marcha de la Casa Real británica no han parado de surgir rumores sobre cuál será su futuro declaraciones por parte, por ejemplo, del padre de Meghan (bastante negativas y con el objetivo de hacer daño) han perjudicado a la pareja.

Las últimas publicaciones giran alrededor del futuro laboral de Meghan y apuntan a que la ex-actriz habría aceptado aparecer en un reality show protagonizado por Jessica Mulroney, amiga de la intérprete que se acaba de casar por segunda vez y estrella del reality "I Do, Redo". Pero, parece que es un rumor muy alejado de la realidad.

Un periodista especializado en la realeza inglesa ha negado esta noticia

Pero, también lo ha hecho el propio Ben Mulroney, esposo de la propia Jessica, que se ha mostrado muy enfadado en sus redes sociales asegurando que todos los datos que se han facilitado están completamente mal. Y ha negado completamente la posibilidad de que Meghan aparezca en el espacio protagonizado por su mujer.

Igualmente, varios miembros de la familia real se han visto obligados a salir del paso ante determinadas publicaciones que aseguraban que los duques de Sussex van a aparecer en el conocido espacio de Ellen DeGeneres.

Y por supuesto, la pareja ha tenido que volver a aguantar las faltas de respeto del progenitor de Meghan. En su última entrevista, el guionista pidió a Doria Ragland, la madre de Meghan, que interceda para que la enemistad acabe. Esto ha provocado que Meghan se haya enfadado mucho con su padre por intentar meter en el medio de esta guerra mediática a su madre.

Meghan ha querido dejar claro que si vuelve a hablar con su padre, será por ser una decisión suya, no por la decisión de una tercera persona. Harry, que se lleva muy bien con su suegra, tampoco quiere que toda esta guerra arrastre a Doria y que sea utilizada por el propio Thomas para seguir saliendo en los medios de comunicación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!