Jorge Javier, como ha ocurrido en varias ocasiones en Sábado Deluxe, no se pudo controlar y perdió totalmente los estribos en vivo y directo, atacando a los invitados y colabores hasta dejarlos sin palabras.

María Patiño seguramente no imaginó nunca que iba a ser humillada de una forma tan rotunda en vivo y directo, por Jorge Javier. Esto ocurrió en la pasada transmisión del programa de Telecinco, dejando a María Patiño completamente desubicada y sin saber como reaccionar ante la actitud del presentador.

La causa de la ira de Jorge Javier en 'Sábado Deluxe'

Las colaboradoras estaban discutiendo sobre la paternidad del hijo de Ivonne Reyes, que se encontraba en el estudio, cuando María Patiño, Kiko Matamoros y Antonio Rossi comenzaron a discutir fuertemente, incluso se levantaron de sus asientos, maldiciéndose, gritando y profiriendo amenazas uno en contra del otro.

A ninguna se les entendía que era lo que estaban diciendo, y la escena era la habitual en un programa que se ha caracterizado por los fuertes altercados verbales y por el juego de insinuaciones e indirectas en el que constantemente incurren los colaboradores, los invitados y el propio presentador, Jorge Javier Vázquez.

Esta vez Jorge Javier, luego de tratar de imponer silencio, perdió los estribos y se dejó llevar por su rabia, profiriendo en un grito el nombre de María Patiño para luego calmarse un poco. Pero luego comenzó poco a poco de nuevo a ser dominado por su ataque de ira y fue subiendo el tono de voz y las gesticulaciones de sus manos.

Los malos modos de Jorge Javier

Jorge Javier canalizó su enojo a través de malas palabras, que fueron subiendo de tono a medida que el presentador perdía los estribos en contra de María Patiño, que aguantó estoicamente la humillación de la que estaba siendo víctima, eso sí, sin ocultar su incredulidad ante lo que estaba oyendo y sin palabras para defenderse.

El presentador, entre malas palabras, dijo que no lograba entender como había cuatro personas hablando al mismo tiempo, sin que hubiera nadie en primer plano. Jorge Javier también dijo que no entendía cual era su papel allí y que todo el mundo hacia lo que quería en el programa.

Luego les exigió a María Patiño y a Matamoros, usando un tono de voz despectivo, que se metieran en el plano y siguieran dando sus insensatas explicaciones.

Finalmente, Matamoros se ofreció a hablar no sin antes disculparse ya aceptando las condiciones impuestas por Jorge Javier, entrar al plató y dejar la discusión que tenían fuera del alcance de las cámaras.

La culpa es del presentador y de la producción de 'Sábado Deluxe'

En el formato de Sábado Deluxe lo ocurrido no es nada fuera de lo normal: los colaboradores hablan entre ellos, se olvidan que están frente a las cámaras y los espectadores no se enteran de nada. Se puede considerar que es una falta de respeto hacia el público, pero la culpa no es totalmente de ellos, la responsabilidad es de los creadores del formato, que abusaron del desorden para su creación.

Si se pide en un formato que reine el desorden, no puede llegar el presentador, en este caso Jorge Javier a pedir calma y mucho menos enojarse en forma desmedida, aunque verlo enojado en vivo y directo es parte del gancho del programa hacia los espectadores.

Jorge Javier siempre calma los conflictos causando más polémica, pero esa es su especialidad: crear el conflicto, resolverlo con su enfado y luego intentar quedar como el héroe.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!