La ruptura de la relación de Susana y Gonzalo fue uno de los momentos estrella de “La isla de las tentaciones”. Un momento que toda la audiencia sabía que iba a pasar, pero nadie se podía imaginar que Susana iba a demostrar mucho amor propio y Gonzalo iba a quedar destrozado. Ambos se han vuelto a ver las caras después de más de seis meses desde su ruptura y han querido revelar ciertas cosas que nadie sabía que habían sucedido tras la hoguera final.

Susana tiene muy claro que no quiere volver con Gonzalo a pesar de los ruegos del andaluz

Este martes 18 de febrero, “El debate de las tentaciones” emitió su última entrega con un especial en el que los protagonistas del reality se volvieron a ver las caras.

Una de las parejas que rompió fue la de Susana Molinero y Gonzalo Montoya que, tras seis años de relación y después de conocerse en “Gran Hermano”, hoy en día, tienen vidas completamente separadas.

Un encuentro en el que ambos, tanto Gonzalo como Susana, se mostraron muy cariñosos el uno con el otro y no dudaron en fundirse en un tierno abrazo. Incluso, se llegó a escuchar un “te quiero mucho” por parte del sevillano a su ex-, mientras se abrazaban. Susana le animó y le pidió que no llorase.

Sandra Barneda, presentadora del espacio, quiso saber cómo se encontraba la propia Susana, dado que ya había hablado con su ex- tras la mediática ruptura. Molina confesó que se encontraba un poco mal, que se había intentado mantener lo más dura posible, pero estaba temblando por los nervios.

Y quiso dejar claro que no había posibilidades de volver a retomar la relación, a pesar de que Gonzalo intentaba luchar por una reconciliación, que no quería recibir explicaciones.

Susana fue la primera persona que intentó consolar al joven tras la hoguera final

Cuando se dirigieron a la hoguera final, Susana no iba con ninguna clase de dudas, tenía muy claro que entró en el programa pensando que la pareja no se iba a romper, que no había nada que los podría separar.

Poco a poco, se dio cuenta de que las cosas no eran así y que, en realidad, si permanecían juntos era por el andaluz, por la gran dependencia que tenía.

Lo más fácil hubiera sido reprocharle su comportamiento, continuar juntos y hablar cuando llegasen a España.

Pero ella estaba completamente saturada y quería ser sincera. Eso sí, Susana ha querido dejar claro que Gonzalo es muy buena persona y le da mucha rabia lo que se escribe en las redes sociales.

Y llegó el momento de la revelación: la primera persona que fue a consolar a Gonzalo, tras la hoguera, fue la propia Susana. La joven era completamente consciente de que el sevillano estaba mal por su culpa, pero no podía dejarle allí tirado.

Sigue la página Supervivientes
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!