Adara Molinero sigue dando de qué hablar. La ganadora del último 'Gran Hermano VIP' y concursante de 'El tiempo del descuento' se ha convertido, sin quererlo ni beberlo, en una de las participantes indirectas de 'Superviventes 2020'. Y es que tanto su madre como su expareja, Hugo Sierra, están dando mucha guerra en esta edición del 'reality' de Telecinco.

La relación que parece haber surgido en Honduras entre Hugo y la argentina Ivana Icardi está siendo la comidilla de los platós televisivos de nuestro país. Adara, que hasta ahora se ha mostrado ajena a esa relación, ha querido sincerarse con sus seguidores y hablar abiertamente de la dura situación que está viviendo tras romper definitivamente hace no mucho con el padre de su hijo.

"En mis redes sociales estoy dando la imagen de estar super feliz, pero no es así", ha comenzado la modelo en un vídeo publicado en su canal de Mtmad. "Una separación para cualquier persona es algo durísimo", ha asegurado poco después entre lágrimas.

Adara ha continuado hablando de lo duro que se le hacía grabar esas imágenes por miedo a ser juzgada o malinterpretada, pero finalmente ha decidido hacerlo para abordar los duros momentos familiares que está sufriendo: "Me gustaría que se viera la otra parte de lo que es una separación. Se sufre mucho por el tema del niño, porque tienes cariño a esa persona y por todo lo que se ha construido".

Adara: 'Me enamoré de Gianmarco y eso es algo que no he podido controlar'

La joven ha continuado, emocionada, hablando de su relación con Gianmarco y de cómo se torcieron las cosas con Hugo cuando conoció al italiano en la casa de 'Gran Hermano'. "Me enamoré y eso es algo que yo no he podido controlar", ha aseverado Adara antes de explicar que lo que sentía por su expareja y por el italiano son cosas totalmente diferentes.

Adara ha continuado explicando que aunque quiera estar con Gianmarco eso no siginifica que no lo esté pasando mal con la separación del padre de su hijo porque "una cosa no quita a la otra".

Sobre la relación con el padre de su hijo

Tras asegurar que sigue queriendo a Hugo Sierra, aunque de otra manera, y que entiende que esté "dolido", ha dejado claro que su ruptura no fue para nada amistosa ya que ambos se "merecían" una conversación que nunca llegó: "Me duele que él ni siquiera tuviera interés en saber lo que yo pensaba o sentía".

Adara ha explicado que le gustaría haber llegado a un acuerdo con Hugo en cuanto al niño para, en sus propias palabras, no hacerse más daño. Y es que parece que los rumores son ciertos y que ambos tendrán que verse las caras en los tribunales para tratar la custodia del menor.

Entre lágrimas Adara ha confesado que ahora mismo se siente "asfixiada" y "sin salida" en relación a esta situación. La joven además se ha despedido de sus seguidores asegurando que en estos momentos no tiene ni la menor idea de cómo se va a solucionar este problema con su expareja: "No sé qué va a pasar con mi vida ni el final que tiene esto".

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Supervivientes
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!