Gonzalo Montoya no ha empezado con buen pie su participación en “La isla de la tentaciones”. El joven ha terminado llorando por culpa de un auténtico ataque de celos hacia la actitud de su pareja, Susana (GH 14). Según el andaluz, siente miedo por la murciana, ya que es muy dependiente de él.

Sin duda, el estreno de “La isla de las tentaciones” no pudo ofrecer más sorpresas. El reality en el que cinco parejas ponen a prueba sus sentimientos se ha estrenado anoche y por la puerta grande.

Gonzalo tuvo que ver como su pareja captaba las miradas de los solteros

Uno de los grandes protagonistas del programa fue Gonzalo Montoya, muy conocido gracias a su paso porGran Hermano 14” , que empezó con unas palabras muy despreciativas hacia su novia los últimos seis años, Susana Molina, que fue la vencedora de su edición y cambió totalmente su vida por el andaluz.

A pesar de que llevaban seis años de noviazgo, viviendo juntos y compartiendo el día a día, el sevillano no tuvo problemas a la hora de criticar a su pareja y llegar a referirse a ella en términos muy despectivos como fue “Pokémon”. Pero, durante el programa, todo cambió y fue Gonzalo el que acabó llorando por culpa de los celos.

Las primeras horas por separado fueron muy duras para la propia Susana. Nada más llegar a la casa del reality, la joven aseguró que no se sentía muy bien y quería ir a acostarse a su cama. Y, al despedirse de su novio acabó llorando, aunque su pareja no se enteró hasta que una de las solteras se lo dijo.

El inflluencer estaba muy seguro de sí mismo, diciendo cosas como que Susana era muy dependiente y que no iba a hacer nada, hasta que se encontró con un soltero que él mismo denominó como “guaperas de rosa” y no pudo evitar sentir celos.

Susana quiso compartir su primera cita junto a Antonio y Gonzalo sufrió un ataque de celos en toda regla. El sevillano reconoció su inseguridad, ya que, el primer chico que eligió Susana es muy guapo y ya empezó a rallarse.

Gonzalo no tuvo problemas a la hora de elegir a la joven Katerina

Después, Gonzalo eligió a Katerina, la modelo de 21 años, de la que aseguró haberse quedado prendado desde el primer momento. Pero, antes de tener sus respectivas citas, Susana y Gonzalo quisieron tener una conversación, hasta que Katerina les interrumpió.

Susana sorprendió a la audiencia siendo la única que intentó poner paz entre su novio y la pretendienta de éste.

No sabemos cómo fue la cita, pero si quedó claro que Gonzalo se moría de celos ante lo que podría llegar a pasar entre su novia y el chico. Entre lágrimas, Gonzalo aseguró que Susana dependía mucho de él y tenía miedo de que la joven no llegase a adaptarse y se llegara a agobiar y que él no esté ahí para ayudarla.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página MYHYV
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!