Kiko Matamoros ha empezado el año de la mejor manera: no solo en un auténtico paraíso natural como es Tullum, en México, junto a su pareja, la jovencísima Marta. Pero, a nivel familiar, Kiko está viviendo una época tranquila después de solucionar sus diferencias con su hija pequeña, Anita.

Después de pasar varios meses por separado, por culpa de la nueva relación de Kiko, Marta es una vieja conocida de Anita y la relación entre ambas no es buena, el colaborador ha vuelto al trabajo en “Sálvame” y ha confesado que entre los dos todo va fantástico, han resuelto los problemas que arrastraban a lo largo de los últimos meses.

Se le nota mucho a Kiko; está viviendo un momento muy dulce, de los mejores de su vida. Una etapa magnífica que parecía empañada por la separación con su hija pequeña Anita, que comparte con su ex-mujer Makoke y con la que ha tenido siempre una relación muy cercana. Los enfrentamientos habituales entre Kiko y Makoke ha hecho que la joven haya decidido apoyar a su madre en todo, algo que no ayudaba a que la relación con su padre no sea como siempre.

Además, Anita no estaría muy conforme con la nueva relación de su padre

Kiko llegó a decir que veía injusto que su hija tomase esta decisión, ya que se estaría justificando todo por parte de su madre y no de la suya. Siempre que hablaba de su hija Anita, el colaborador mostraba una gran tristeza. Además, el distanciamiento habría aumentado en las últimas semanas después de pasar las fiestas navideñas por separado unido a las palabras de Makoke, tras la ruptura con Tony Spina, asegurando que el modelo italiano habría sido mucho mejor padre que el propio Kiko.

Tras estas duras palabras, el propio Kiko ha decidido pedir perdón, públicamente, a todos sus hijos (cinco, en total). Si ha sido verdaderamente un mal padre, pide perdón a sus cinco hijos. Sentado en el plató de “Sálvame”, el colaborador ha pronunciado el “mea culpa” sobre distintos aspectos y ha reconocido que lo ha intentado hacer lo mejor posible y reconoce que ha cometido muchos errores. Pero, reconoce que ha fallado en no saber identificar cuáles eran los límites dentro del terreno de juego, de haber mirado hacia otro lado apostando por esta opción como la mejor...

y ha cometido numerosos fallos a lo largo de estos años. Pero, por respeto a sus hijos tiene claro que no va a hablar.

El colaborador reconoce que ha sido él es responsable de este acercamiento

Y, Kiko ha reconocido que ha sido él quién ha dado el primer paso para reconciliarse con su hija pequeña Anita y ha logrado que toda la situación se haya alegrado, ya está todo genial entre los dos. Este acercamiento tuvo lugar durante las fechas navideñas, aprovechando que Anita estaba en la capital madrileña.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!