Belén Rodríguez tomó la decisión de marcharse del programa después del anuncio del fichaje de Antonio David como nuevo colaborador del mismo. Un fichaje estrella que se veía venir después de su exitoso paso por “Gran Hermano VIP 7”. Pero, la periodista ha vuelto al programa y ha protagonizado un duro cruce de reproches junto a la propia Carlota Corredera, presentadora del espacio, y el colaborador, Kiko Matamoros.

El tono llegó a ser tal que la propia Carlota Corredera aseguraba que se había quedado con muy mal cuerpo, ya que, fue una disputa a tres bandas entre Carlota, Kiko Matamoros y Belén Rodríguez.

Sin duda, una conexión en la que era difícil creerse que Belén era una compañera más del programa hasta hace mes y medio.

Hace unas semanas, Lecturas ya confirmaba que Belén Ro estaba al límite de sus propias fuerzas por culpa de los constantes enfrentamientos con sus compañeros por su leal y férrea posición de defensora de su amiga, Rocío Carrasco. Y, cuando Antonio David fue anunciado como el fichaje estrella del programa líder de audiencia de las tardes de Telecinco, fue el final para ella en el programa.

Y, cuando le ha tocado hablar del ex-marido de la persona a la que quiere como si fuera su hermana, el rencor era más que visible y palpable. La periodista lo ha dejado claro, no había vuelto a ver “Sálvame”, salvo los programas Deluxe con Hugo y Adara, y no se va a sentar jamás en el mismo plató que Antonio David.

La ex-colaboradora llamó 'machista' a Kiko Matamoros

Belén no tuvo problemas a la hora de despreciar el trabajo que realizaba el ex-concursante de “Gran Hermano VIP 7” en el plató de “Sálvame” y esto ha provocado que los que fueron sus compañeros no dudaran en enfrentarse a ella, entre ellos, Ylenia Padilla.

Esta le dijo a su compañera que tuviera cuidado, que se le notaba mucho el resentimiento y el odio hacia personas que fueron compañeros suyos hasta hace nada.

Pero, la tensión llegó a tal punto que el plató no pudo entender los reproches que se lanzaron entre Belén Rodríguez y Kiko Matamoros, que fueron muy duros. La tensión se podría haber cortado con un cuchillo y muchos de los presentes dieron las gracias de no estar en el mismo plató.

Belén Ro acusó a Kiko de no tener ningún tipo de credibilidad y este le contestaba que, a ella, se le veía el plumero; además de ser un verdadero "machista", según Belén, con una manera de pensar que no es actual en ninguno de los sentidos. Pero, la guerra acabó en cotas muy duras y que incomodaron a sus compañeros en el plató.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!