El director manchego ha hablado de más y se le ha escapado una información que no podía ser pública. La actriz española Penélope Cruz será la encargada de entregar la estatuilla que otorga la Academia en la categoría de “Mejor Película Extranjera”.

Todo tuvo lugar durante su paso por la alfombra roja de los Goya 2020 y ha sido una gran sorpresa para los medios que estaban presentes. El director, que se ha convertido en el gran favorito, era entrevistado junto a la propia actriz antes de entrar en la sala del Palacio de los Deportes de la ciudad de Málaga donde se celebró la gala y se le escapó una información que no debería haber dicho.

El director fue uno de los grandes vencedores de la gala de los Goya 2020 y parece que la historia se repetirá en los Óscar

Cuando terminase la gala, según explicó el cineasta, pasase lo que pasase, tendría que centrarse en la gala de los Óscar, donde “Dolor y Gloria· está nominada en la sección de “Mejor Película Extranjera”. La semana que viene, el director se marcha a la ciudad de Los Ángeles acompañado de Antonio Banderas, actor protagonista de la cinta, para poder seguir con la campaña de promoción. Y, el director se mostraba tan emocionado con todo lo que estaba a punto de pasar que dijo cosas que no debería haber dicho.

En el año 2000, el director recibió la estatuilla de la mano de Antonio Banderas y Penélope Cruz

El spoiler fue cuando un periodista le quiso recordar que, en el año 2000, el director ganó la estatuilla en el histórico Dolby Theatre. Y, fue Antonio Banderas junto a Penélope Cruz (con aquel mítico “¡Pedroooo!”) los que le entregaron el valioso premio.

Y, claro, la situación podría volver a repetirse. Almódovar dejó caer que sí, ya que, Penélope se iba a ocupar de entregar el premio en la categoría de “Mejor Película Extranjera”.

Una información que no era oficial y que el propio Almódovar, al darse cuenta de lo que había pasado, aseguró que no se podía decir.

El director pidió que se borrase esa declaración, pero ya era tarde. La noticia ya ha corrido por medio mundo y no se sabe si los organizadores de la gala realizarán cambios ante esta situación.

Por lo que parece, habría muchas posibilidades de que se repita lo que sucedió en el año 2000, cuando el director manchego se llevó el premio por Todo sobre mi madre. En aquel momento, la joven actriz no pudo evitar la emoción y su famoso grito pasó a la historia. Ahora, todos volverán a reunirse en la gala que tendrá lugar el próximo 9 de febrero y donde el manchego es el gran favorito. Habrá que esperar unas semanas para saber si esta especie de autobiografía del cineasta pasa a la historia de los Óscar o no.

Aunque tiene muchas papeletas para ello.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!