Tamara Falcó es uno de los rostros más queridos por los telespectadores, sobe todo, ahora que ha ganado la última edición de “MasterChef Celebrity”. Noticia que casi coincidió con su cumpleaños, el pasado 20 de noviembre, fecha en la que cumplió 38 años. La joven siempre se ha mostrado muy jovial y con una naturalidad que siempre ha llamado la atención; por eso, la noticia de que la joven se ha auto-regalado un tratamiento de bótox para seguir siendo joven, además de otros pequeños retoques para lucir espléndida durante las fiestas navideñas, ha sorprendido.

Los resultados de las operaciones han llamado la atención en el concierto de su hermano, Enrique Iglesias

La hija más espontánea de Isabel Preysler siempre ha dejado claro que le gusta cuidarse, y la piel es una parte fundamental en su rutina de belleza, además de que ya ha pasado por quirófano para hacerse algún pequeño arreglo. Eso sí, la joven nunca ha querido hablar de estos pequeños retoques aunque durante el último concierto de su hermano Enrique Iglesias, en la ciudad de Madrid, eran más que notables.

Según la doctora Barbara Martínez, en una entrevista realizada por OKDiario, la joven ya se habría realizado, hace varios años, una rinoplastia para poder cambiar la zona de la punta de la nariz, y se habría realizado varias pequeñas técnicas estéticas para poder cincelar la forma de su rostro, por ejemplo, inyecciones de bótox para poder reducir las típicas arrugas de expresión y hacer que su perfil sea más suave.

Se nota que está menos afilado en comparación con fotografías de hace unos meses. También, en el año 2018, la joven se realizó un retoque de alzamiento de pómulos que se basa en la implantación de una prótesis en cada pómulo y cuyo coste es de unos 4.000 euros.

Tamara está pasando por uno de los mejores momentos profesionales de su vida

Sin duda, Tamara Falcó está viviendo un momento dorado, tanto a nivel profesional como personal, a pesar de que su última relación sentimental con Iván Miranda apenas duró tres meses. Pero, deja claro que una Mujer puede estar soltera y sin pareja para ser feliz, rodeada de amigos y familiares, triunfando en el trabajo.

Tras el concierto de su hermano Enrique Iglesias, muchos medios constataron que la joven se había hecho algo en la cara para reducir los cambios característicos del paso de los años en la piel. La joven se habría realizado un tratamiento de inyección de bótox en la zona de las arrugas de expresión y de relleno de algunas de las arrugas con ácido hialurónico. Ambos tratamientos tienen un coste aproximado de 500 euros y, con ellos, ha logrado mejorar su expresión y su perfil, ya que, aparece menos afilado de lo habitual.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!