El programa presentado por María Patiño, “Socialité”, ha mostrado unas imágenes que pondrían en duda el supuesto sufrimiento por parte del concursante italiano, Gianmarco, después de lo vivido el pasado jueves en la casa de “Gran Hermano VIP 7”. El rechazo por parte de su “amada”, Adara Molinero.

Los reporteros del programa han pillado al concursante en una actitud bastante sospechosa; pasando del dramatismo a la imagen de la diversión. Esto ha provocado las sospechas de que el italiano esté llevando a cabo una hoja de ruta, teatralizando sus sentimientos, para hacerse más famoso en España y ganar más dinero en los platós y en los bolos de discotecas.

Gianmarco se ha mostrado triste y llorando desconsoladamente después de ser "rechazado" por Adara

Según el equipo del programa, el ex-concursante estaría fingiendo estar destrozado por ser la víctima dentro del culebrón de Adara Molinero y Hugo Sierra, después de la última visita a la mediática casa en Guadalix de la Sierra.

El joven se ha mostrado, desde entonces, destrozado, abatido, muy triste y hasta con ojeras, después de ser testigo a través de las cámaras de cómo su querida “Adara” se acababa besando con su novio y padre de su hijo, Hugo Sierra, después de todo lo vivido dentro de la casa. Incluso, llegó a decir que había percibido un cambio de actitud por parte de Adara desde que él había sido expulsado de la casa, las cosas no eran igual que antes.

Además, ha realizado una serie de publicaciones de tono triste en sus redes sociales y mensajes con indirectas hacia la propia Adara Molinero y su pareja, Hugo Sierra, que han dado la idea a la audiencia de que el joven nacido en Bolonia está completamente destrozado.

El equipo de "Socialité" se fijó en una escena protagonizada por el italiano en el parking de Mediaset

Pero, el programa presentado por María Patiño habría sido capaz de descubrir el verdadero rostro de Gianmarco tras hacer un análisis de todas las imágenes del italiano. En las citadas imágenes, el italiano aparece en la zona de aparcamiento de Mediaset España acompañado por dos personas de su equipo de confianza, que al percatarse de la presencia de medios de comunicación, se lo dicen al oído.

Entonces, Gianmarco empieza a fingir que se siente mal y se llega a tirar al suelo como muestra de desconsuelo ante lo vivido en la casa.

Un comportamiento que no ha tardado en ser comparado con el del italiano durante su último bolo en una discoteca de la ciudad de Valencia. Allí, Gianmarco se mostraba muy divertido, risueño, dándolo todo en todo momento. Por eso, muchos seguidores del programa “Gran Hermano VIP 7” consideran que el italiano está intentando engañar a la audiencia.

Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!