Kiko Matamoros se ha mostrado muy arrepentido en el plató de “Sálvame”. El colaborador, con un aire de tristeza y vergüenza, ha asegurado que se arrepiente de haber mencionado el nombre de Cayetano Rivera, durante los primeros días del escándalo de las fotos en Londres, hecho que le ha provocado fuertes problemas al torero en su vida personal. Kiko ha admitido que se siente muy arrepentido de haber tenido un lapsus que ha provocado muchos problemas al torero, la que conoce desde niño por su relación de amistad con la fallecida Carmina Ordóñez.

Kiko admite que se dejó llevar por lo que estaba sucediendo en el plató y debería haber frenado

Hace justo una semana, un lapsus del colaborador conllevó que la vida del torero se haya convertido en una verdadera pesadilla. De repente, la amistad entre el torero y una joven canaria residente en Londres se hacía pública, y entraba en una espiral que le llevaba a amenazar a los medios de comunicación con una demanda por las insinuaciones realizadas.

Kiko llegó al plató de “Sálvame” con el rostro entristecido y su compañera Carlota Corredera le preguntó sobre si sabía cómo evolucionaban las cosas. El torero ha amenazado con denunciar a todos aquellos que propagarán la noticia de una presunta infidelidad y Kiko podría estar en la lista de damnificados.

Kiko reconoció que no tenía informaciones nuevas, solo estaba preocupado por la imagen que tendría Cayetano de él, por haber formado parte de este tipo de historias. En ocasiones, ha pensado que lo mejor que podría haber hecho era callarse la boca y no dar este tipo de informaciones, por el bien de todas las partes implicadas.

A pesar de los años que han pasado desde la muerte de Carmina, el trato era correcto, aunque no tenían un contacto de quedar y hablar.

Aunque no hubiera hablado, las fotos habrían salido a la luz igualmente

Kiko se ha mostrado en todo momento muy crítico y arrepentido por su metedura de pata, aunque considera que no fue tan grave, ya que la revista Semana ya había comprado los derechos sobre las imágenes y las iba a publicar.

El colaborador volvió a visualizar la escena de aquel día y admite que se dejó llevar por el ambiente en el plató y debería haberse frenado antes de hablar.

Kiko reconoce que a Cayetano no le ha debido parecer bonito o de buen gusto lo que él ha dicho. Además, ha querido recordar el buen trato que siempre ha tenido hacia los dos hermanos Rivera, siempre que le han llegado determinadas informaciones al programa. Sin duda, parece que hay miedo a una posible demanda por parte de Cayetano Rivera, una demanda que podría ser millonaria si se termina demostrando que no existe ningún tipo de relación sentimental entre el torero y la abogada.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!