Kiko Hernández ha vivido un momento bochornoso la semana pasada en 'Sálvame': acabó por los suelos al forcejear con el director del programa, David Valldeperas, tras un encuentro muy tenso en el plató.

Todo se inició durante la "hora de la merienda" del programa diario de Telecinco, cuando el colaborador fue a coger unas lonchas de embutido y se loas ofreció a varios de sus compañeros, a los que intentaba meter los mencionados productos en la boca directamente después de cogerlos de la mesa preparada por el servicio de catering. Luego, intentó hacer lo mismo con el propio Valldeperas, que no aceptó de buen gusto el gesto de uno de los colaboradores más importantes del programa.

El momentazo de la tarde se inició con un simple gesto durante "la hora de la merienda" y un trozo de embutido

Valldeperas no mostraba ningún tipo de interés en el embutido, así que inició un forcejeo con el propio Kiko para poder evitar que éste lograra su objetivo. Entre risas y bromas, los dos llegaron a vivir un leve "cuerpo a cuerpo" que finalizó con el famoso colaborador por los suelos.

Paz Padilla, la presentadora de esa tarde, les recriminó que "parecían niños" y advirtió de que al director del programa no se le podía "vacilar" en ningún caso. Kiko se levantaba del suelo, se colocaba la chaqueta, mientras su compañera le llamaba la atención. Igualmente, se quejaba del trato que había recibido por parte del director y recordaba a Paz que "tampoco se puede tirar a un compañero al suelo".

Queda demostrado que la relación entre los miembros del programa atraviesa la faceta profesional y las bromas son una constante

Kiko Hernández se ha convertido en un importante colaborador del programa desde su estreno hace más de 11 años.

A lo largo de este tiempo ha demostrado que, detrás de esa imagen seria, se muestra un hombre que es amigo de sus amigos y leal a sus compañeros. Por ejemplo, su amistad con Belén Esteban o con Mila Ximénez son más que publicas y siempre ha dado todo por ellas.

Por otro lado, David Valldeperas, desde hace tiempo, ha demostrado que es algo más que un director de programas.

También ha entrado en algunas ocasiones para hablar de informaciones de última hora, para hablar con miembros del equipo y siempre mostrando que tiene una gran relación con sus compañeros.

El momento de Kiko tirado en el suelo cambió el ritmo de la tarde y fue una de las situaciones más vergonzosas que ha tenido que vivir el colaborador en más de una década de programa. Pero con el buen sentido del humor que caracteriza a Paz Padilla, recuperar la normalidad fue mucho más sencillo de lo que parecía. Sin duda, un momento divertido en medio de toda la tensión por las historias que se tratan en el programa.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
Sigue la página Sálvame
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!