Sin duda, la gala del pasado jueves fue un momento de éxtasis para los responsables del programa: Hugo Sierra no dudó en besar a su pareja, Adara Molinero, a pesar de todos los problemas que han quedado al descubierto durante la convivencia. Igualmente, Gianmarco se quedó completamente hundido después de constatar que Adara, a pesar de todo, habría elegido al padre de su hijo. Sin duda, una noche complicada para la concursante que se ha reencontrado con su todavía pareja, que no dudó en recriminarle el hecho de revelar algunos aspectos de la intimidad sobre su relación, pero la visita llegó al clímax con un beso de película. Hugo se mostró conciliador, pero no le dijo absolutamente nada sobre la demanda que le ha interpuesto por la custodia de su hijo.

Hugo no reprocha nada a Adara y no dice que ha pedido la custodia de su hijo

Después de las dos visitas, la de Hugo y la de Gianmarco, donde la joven tuvo que enfrentarse a su situación sentimental, Adara casi se hizo con el maletín del programa (tiene casi todas las papeletas para convertirse en la ganadora de esta edición).

El primero en entrar en la sala de expulsión fue el propio Hugo Sierra, que le dejó claro que iba a verla, quería darle un abrazo y hablar de varias cosas importantes. No quería reprocharle absolutamente nada de lo sucedido dentro de la casa, de echarle algo en cara. Hay muchas cosas que le han dolido al empresario, pero cree que lo mejor es hablarlo fuera de la mediática casa.

Hugo consideró que la pareja se merecía una conversación fuera de la casa, mucho más tranquilos.

Hugo le reconoció que, después de las revelaciones de la joven al Maestro Joao, cuando confesó sus problemas dentro de la pareja y que le gustaba Gianmarco, tomó la decisión de no seguir defendiéndola y no volvió a asistir al plató del programa.

Eso sí, no le dijo absolutamente nada sobre las entrevistas previo pago que ha realizado hablando mal de ella o sobre la demanda que le ha interpuesto para garantizarse la custodia compartida del hijo que tienen en común.

Adara y Hugo tendrán una conversación fuera de la casa

Hugo le dijo a Adara que había hablado con Jorge Javier que no estaba pasando por su mejor momento, ya que todo había sido muy “heavy”, pero acabó dándose cuenta que la había extrañado mucho y que la quería muchísimo (tampoco le dijo que no había subido previamente, ya que no le iban a pagar).

Casi al final, el uruguayo le pidió que estuviera tranquila, que a pesar de que había hecho cosas que no debería haber hecho, que ha patinado bastante, al final, ha logrado ser la gran protagonista de esta edición. La joven solo le preguntó si quería hablar fuera sobre todas estas cosas.

El uruguayo le dijo que si ella quería, hablarían. Eso sí, está muy dolido, bastante decepcionado, pero no está enfadado. Este tipo de frases por parte del empresario han sido duramente criticadas por parte de la madre de Adara, que no entendía que se hubiera permitido a la pareja de su hija subir, a esta altura del programa, después de todo lo que ha sucedido.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!