La vida sentimental de Adara cambia por momentos y ni siquiera ella misma parece saber lo que quiere o no quiere. Después de besar a Hugo hace apenas una semana y tratarlo como si nada hubiera cambiado, ahora, Adara se ha metido en el confesionario para mandarle un mensaje, entre lágrimas: la joven ha decidido romper con el padre de su hijo.

Ha roto con su pareja fuera de la casa después de pasar la noche con Gianmarco y acabar besándose de manera apasionada con el italiano. Sin duda, la noche del miércoles ha sido una de las jornadas más intensas vividas dentro de la casa de Guadalix de la Sierra, por lo menos, para Adara y sus seguidores.

Después de lo sucedido durante la noche de visita de Gianmarco, Adara ha cambiado de forma de pensar sobre su vida sentimental

Por fin, la joven finalista de Gran Hermano VIP 7” pudo reencontrarse con su compañero, Gianmarco, después del mal sabor de boca del último encuentro que tuvieron, hace justo una semana. Hay que recordar que Gianmarco se quedó completamente roto ante el comportamiento frío y distante de la propia Adara, algo que no se esperaba nadie de fuera de la casa. Incluso, ante la pregunta de si debía esperarla fuera de la casa, la joven no le respondió “sí”, solo un “haz lo que sientas”.

Pero la noche del miércoles fue completamente diferente: mucho romanticismo, muchos abrazos y besos que, al final, con la marcha del concursante, han provocado que Adara se rompa y tome decisiones sobre su futuro fuera de la casa.

Después de darse un beso tras otro y sentirse tan cerca del italiano, Adara ha decidido seguir la estela de Laura (“Gran Hermano 12”) que también rompió con su pareja en el confesionario y fue un momento histórico dentro de la historia del programa.

La noche de besos, abrazos y caricias junto al joven de Bolonia ha cambiado completamente el concurso de la propia Adara

En este caso, Adara ha decidido mandarle un mensaje muy claro y contundente a Hugo Sierra, su novio y padre de su hijo. La joven lo tenía más que decidido: había elegido a Gianmarco.

La joven no quería hacer daño a Hugo, pero la vida es así.

Adara reconocía que era muy fuerte hacerlo público en el confesionario, pero, no tenía otra forma de confesarle a Hugo lo que sentía. La ex-azafata no pudo evitar las lágrimas al pensar en todo el sufrimiento que le iba a provocar al padre de su hijo fuera de la casa, por lo que pidió "lo siento" en varias ocasiones y admitió que no sabía cómo había podido pasar todo lo que estaba viviendo. Entonces, entre las lágrimas y los nervios, la joven se ha abierto y ha explicado lo que siente por su compañero, pidiendo disculpas por haberse enamorado del concursante italiano.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!