Meghan Markle sigue sumando problemas con su familia política. Ahora, el centro de las críticas ha sido una amiga de la Duquesa que, según ha corroborado el equipo del Buckingham Palace, tiene un único objetivo: ganar dinero a costa de la Casa Real. Según se ha descubierto, esta mujer estaría utilizando la imagen de la duquesa, sin tener su consentimiento, para poder vender su propia línea de joyería.

Hay ciertos límites que nunca se pueden pasar

Por ejemplo, intentar abusar de ser amiga personal de la duquesa de Sussex para poder vender una línea de joyería.

Una cosa es tener una relación de amistad y, otra muy diferente, hacerlo sin tener ningún tipo de permiso, utilizar la popularidad de una amiga para conseguir un beneficio económico. Así, es lo que defienden desde el propio Buckingham Palace y provocaría más problemas a la Duquesa de Sussex.

La amiga estaría violando el contrato de confidencialidad que firmó en el pasado

Desde el propio palacio de la Casa Real inglesa han tenido que llamar la atención a una mujer, Jennifer Meyer, que estaría empleando fotografías de Meghan luciendo joyas que habían sido diseñadas por ella misma para colgarlas en las redes sociales y poder hacer publicidad aprovechando el gran tirón mediático de la mujer del príncipe Harry.

Además, esto significaría una violación de un acuerdo de confidencialidad que le impide, justamente, hacer lo qué está haciendo.

El Daily Mirror ha publicado la versión oficial de una fuente muy cercana a la propia familia real de Inglaterra: el palacio real se habría puesto en contacto con Jennifer Meyer y se le habría indicado que debe borrar todas las fotografías y, de no hacerlo, debe valorar el daño que le estaría haciendo a Meghan y a la propia familia real.

Es cierto que Jennifer ya ha las imágenes en sus redes sociales, en las que hacía alusión a la propia Meghan y a la firma de joyería que ha creado.

Sin duda, desde hace un tiempo, Meghan Markle está teniendo muchos problemas con personas de su círculo más cercano. Por ejemplo, su padre se ha convertido en una verdadera pesadilla para la Familia Real Inglesa por el tipo de declaraciones que suele hacer en contra de su propia hija.

O, los hermanos mayores de la joven, que suelen criticar a Meghan por todo lo que hace o deja de hacer. La realidad es que la joven ha logrado adaptarse, más o menos, al duro protocolo de la familia de su marido Harry, pero las personas que forman o han formado parte de su vida, parece que no entienden lo qué significa que Meghan forme parte de una familia como la Casa Real inglesa.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!