Yurena está pasando uno de los peores momentos de su vida: la muerte de su madre, la emblemática Margarita Seisdedos, ha sido un duro golpe para la cantante. Ahora mismo, Yurena solo tiene ganas de llorar y de pasar el día llorando. Después de pasar unos días desconectada para poder aceptar que su madre ya no está, la cantante ha sido invitada al plató de “Sálvame” para hablar sobre el momento que está viviendo, completamente devastada.

Está viviendo uno de los peores momentos de su vida y está completamente devastada por todo lo que ha tenido que vivir estos días tras la muerte de su madre. La joven no ha dejado a su madre sola ni un momento.

Margarita llevaba varios años enferma de Alzheimer

Era la primera vez que Yurena se sentaba en un plató de Televisión desde el fallecimiento de su madre, la conocida Margarita Seisdedos, que murió el pasado 22 de octubre, después de varios años luchando contra el Alzheimer. Yurena ha explicado que está viviendo un dolor que no se puede explicar con palabras, ya que, estaban muy unidas y se preocupó que a su madre no le faltase de nada en esta última etapa de su vida, lo que hace que la eche de menos cada día.

No ha pasado ni un mes desde que Margarita Seisdedos falleciera en un centro sanitario de la ciudad de Madrid, después de muchos años luchando contra la terrible enfermedad de Alzheimer.

Y la cantante está completamente destrozada, ya que su madre era su vida. Y está viviendo una pesadilla de la que no es capaz de despertar. Un dolor que no se puede describir y que nunca se imaginó que iba a vivir a lo largo de su vida.

En vez de ir a mejor, Yurena se siente cada vez peor

La cantante confiesa que solo tiene ganas de llorar y se pasa el día durmiendo, ya que, no tiene ganas de hacer nada. Todo le recuerda a su madre y la echa mucho de menos. En su cabeza solo hay un pensamiento: su madre.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Telecinco Televisión

Solo recuerda sus ojos que estaban cargados de dulzura, de gran vulnerabilidad. Es una sensación horrible que no le permite seguir con su día a día, ya que no tiene fuerzas ni motivación para hacer nada.

Lo que más le cuesta asimilar a Yurena era sentirse culpable, ya que, justo en el momento en que su madre falleció, la cantante no estaba a su lado. Para Yurena hubiera sido muy importante estar al lado de su madre, justo, en los últimos minutos de su vida. Y, esa sensación de culpabilidad le hace sentir peor cada día.

Aunque se considera una mujer fuerte, ya había dicho en una entrevista en televisión que lo único que iba a dejarla devastada iba a ser el momento en que su madre se fuera para siempre. Y, así ha sido. Es el golpe más duro de su vida y le cuesta hacer frente a ello.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más